.

.

lunes, 17 de diciembre de 2018

Mantas de supervivencia

Envolverte en estos “trocitos” de plástico aluminizado puede salvar tu vida o suavizar una noche imprevista al raso. 
Conoce qué hay de verdad en sus cualidades y qué es leyenda…


En la década de los setenta los montañeros franceses adoptaron rápidamente el uso de un plástico aluminizado, desarollado previamente por ingenieros de la NASA, como manta ultraligera de supervivencia. Su conocimiento en España vino a través del hincapié que el alpinista francés Jean Carron hizo en su manual “Alpinismo en diez lecciones” sobre sus sorprendentes cualidades. Cuarenta años después aún no está presente en la mayoría de nuestras mochilas por desconocimiento o considerar erróneamente que es un accesorio obsoleto (o más propio de supervivientes de documental “amañado”), aunque es más habitual en las mochilas de los corredores de montaña, ya que en la mayoría de los ultras es un elemento obligatorio del equipo.
Ventajas de una manta de supervivencia
Entre las ventajas reales destacan:

>Aumento del aislamiento térmico de un saco o de una prenda: hasta casi +8ºC cuando nos encontramos por encima de 0ºC y de +3 a +5ºC adicionales si estamos bajo cero.
>Vivac “a pelo” cuando nos sorprende la noche o abrigar a un accidentado hasta que venga el grupo de rescate.
>Aislamiento del calor del sol: permite refrescar de +5 a +10ºC si estamos a pleno sol entre los+20 y los +40ºC. Pero es importante que esté separada del cuerpo, en plan toldo al menos 30 centímetros.
>Protección de la lluvia, por muy intensa que sea. Es totalmente estanco, a diferencia de las chaquetas, que sólo se muestran impermeables durante unas horas limitadas.
>Protección de la humedad del suelo, tanto para dormir sobre una colchoneta como en una tienda cuyo suelo pueda calar.
>Protección antipinchazos moderada para colchonetas autoinflables y sacos de dormir.
>Recogida de agua para beber, ya sea procedente de la lluvia o de láminas de agua de muy poco espesor que chorrean por una ladera o llambría (evitar el lado brillante en contacto con el agua a beber sólo tras potabilizar).
>Infiernillo de emergencia en casos concretos (derretir nieve sin gas a pleno sol para obtener agua).                                                                                            >Cubremochila de fortuna en caso de lluvia, anudando las esquinas a hombreras y portapiolets.

>Infiernillo de emergencia en casos concretos (derretir nieve sin gas a pleno sol para obtener agua).
>Cubremochila de fortuna en caso de lluvia, anudando las esquinas a hombreras y portapiolets.

Para qué no sirven

De forma general, no tiene propiedades mágicas:

>No protegen de la caída de un rayo. De hecho, los fabricantes advierten quizá demasiado precavidamente de que no deben usarse en caso de tormenta. Pero posiblemente los pocos miligramos de metal que incluyen son mucho menos peligrosos que mojarse, entrar en hipotermia, llevar un móvil encendido, estar de pie o sobre elevar la manta con los bastones .
>No transpiran. Eso no suele suponer un problema cuando se está durmiendo con la manta recubriendo el saco (pues el tejido de los sacos es hidrófugo) o sentado quieto esperando a un compañero o que cese la lluvia.
>No sustituyen a una buena tienda, un buen saco o una buena chaqueta. Son un medio de fortuna excepcional pero no la panacea.
La “dorada”
La más popular de todas y la menos interesante por su escasa resistencia. Pesa 50 gramos y abulta lo mismo que un paquete de cigarrillos. Ruidosa. Cuesta de 4 a 6 €. Es mejor que no llevar nada y obligan a llevarla en las competiciones en la naturaleza, pero no resulta la más recomendable porque un golpe de viento o una lluvia fuerte pueden romperla.
La intermedia

Pesa 100 gramos y tiene sentido si salimos con gente que nunca suele llevar manta y decidimos cargar con dos para prestar una. Abulta la mitad que la gruesa pero es menos polivalente. Cuesta de 7 a 10 euros y es la más fácil de encontrar en las tiendas especializadas. Interesante para grupos senderistas en actividades de un día y ciclistas.
La gruesa o más recomendable

Doscientos gramos a cambio de una gran longevidad, resistencia a la tracción, perforación y desgarro notables para ser un simple plástico de poliéster. Muy barata pero difícil de encontrar en tiendas minoristas (habitual en hipermercados del deporte). Cuesta unos 5 € y suele estar fabricada en Francia. La más recomendable de todas, tanto para senderistas confirmados, como montañeros, esquiadores, alpinistas o grupos de rescate
Consideraciones finales
>Lleva siempre una manta de supervivencia gruesa en la mochila, por muy corta y suave que sea la actividad y otra nueva en el coche (accidentes de carretera o para prestar a un amigo que la haya olvidado en casa).
>Pese a que sus dimensiones son generosas –habitualmente 220x140 cm- hay que llevar una por persona, no una a compartir por dos personas.
>Si prevés lluvia, asegúrate antes de salir que tu manta no está perforada por el contacto con piedras del suelo o ramas.
>La mejor manta aluminizada no sustituye al sentido común ni a otros dos accesorios igualmente importantes: una linterna frontal y un teléfono móvil.

viernes, 16 de noviembre de 2018

Aparición de fugas químicas del vertedero del Garraf

Hace años que se llevó a cavo el sellado del vertedero del Garraf para que no afectara ni a las aguas de Gavà, donde desembocaban, ni a los vecinos por los fuertes olores y alguna fuga química.

Eso fue en 2006, pero ese sellado se ha ido deteriorando de tal forma que el agua penetra en la masa de residuos y llega, llena de elementos tóxicos, hasta las corrientes submarinas de la fachada litoral.

Las últimos lluvias no han hecho más que poner en evidencia que el sellado de esta instalación, clausurada definitivamente el año 2006, se ha dañado. El resultado se puede constatar en la desembocadura al mar del arroyo subterráneo de la Falconera, en el Garraf, donde se puede notar un fuerte olor, el agua que brota tiene un color marrón y las paredes de la cueva están recubiertas de una película fruto de la reacción química entre los contaminantes que aporta el agua y la sal marina.


Por otra parte, en la zona clausurada del vertedero, en el valle de Can Joan, aunque se mantiene un fuerte olor a metano, ya que este gas se escapa por las rendijas y no puede ser conducido de forma adecuada a la planta de biogás creada para reciclarlo a través de una central de generación eléctrica.


Ante estos hecho, el grupo municipal de ERC-Gavà ha decidido presentar al pleno municipal de noviembre una propuesta donde insta al gobierno municipal, conformado por el PSC y Demòcrates, a través de la representación que le corresponde al Área Metropolitana de Barcelona (AMB), a "encargar un sellado urgente, efectivo y duradero del vertedero del Garraf", ante la constatación de fugas químicas que pueden ser nocivas para el entorno natural y las personas.


Esquerra considera que, en conjunto, evidencia que el sellado del vertedero no se hizo bien y que los efectos de esta irresponsabilidad ecológica persisten en el tiempo.


En la propuesta, ERC recuerda que el ayuntamiento de Gavà, en su condición de integrante del gobierno del Área Metropolitana de Barcelona, tiene una parte de titularidad en la empresa que gestiona la central eléctrica, TERSA, y en la subcontratada para las tareas de clausura, sellado y restauración del vertedero, TIRSSA. Por esta razón, pide al ejecutivo local que inste a las dos compañías a solucionar este grave problema lo antes posible.

sábado, 29 de septiembre de 2018

IX Trobada Francesc Español

L’any 1999 es va celebrar la I Trobada de col·laboradors Francesc Español. Enguany, 2018, celebrarem la IX edició d’una jornada on les persones que col·laboren en projectes del Museu, de forma voluntària, poden exposar les seves motivacions i els resultats obtinguts.
L’intercanvi i el descobriment d’experiències és la raó principal de la trobada. És d’accés gratuït i públic.
Lloc: sala d’actes del Laboratori de Natura. Castell des Tres Dragons, pg. Picasso, s/n (cantonada amb pg. Pujades), parc de la Ciutadella.
 Dates
Dissabte 10 de novembre de 2018
Horari
De 9 a 15 h
Durada
6 hores
Adreçat a
Socis de l'AAMCNB i públic en general.
Tipus
Jornada tècnica
Informació i reserves amicsmcnb@gmail.com
Organitza: AAMCNB (Associació d’Amics del Museu de Ciències Naturals de Barcelona

domingo, 20 de mayo de 2018

cuidando el medio...


Espeleología a cielo abierto para limpiar un barranco de ruedas viejas

Medio centenar de voluntarios participa en una operación para retirar varios cientos de neumáticos de un barranco en la costa de Granada


Hace algunos años, al amparo de la noche, alguien puso su camión al borde del Barranco del Melonar, en la costa de Granada, abrió la caja del vehículo y dejó caer pendiente abajo varios cientos de neumáticos viejos. No parece que llegaran al mar, pero sí quedaron muy cerca, a unas decenas de metros. En apenas unos minutos, se ejecutó una maldad que ahora ha costado horas, sudor y un esfuerzo ímprobo revertir. Medio centenar de personas, algunas especializadas en espeleología, un equipo de protección civil, una planificación milimétrica de los riesgos y un esfuerzo físico brutal ha sido el capital necesario para limpiar un espacio que jamás tenía que haberse convertido en un basurero incontrolado de ruedas. Y se ha requerido un esfuerzo físico y logístico brutal por las condiciones especiales del barranco: 150 metros de desnivel, 50 grados de desnivel y, lo que complicaba la situación aún más, repleto de rocas de todos los tamaños procedentes de las voladuras realizadas algunos metros más arriba para construir una autovía.A las seis y media de la mañana de este sábado, varios miembros del grupo de actividades espeleológicas de Motril (GRAEM) empezaron a desplegar cuerdas para conformar los dos tramos de tirolinas, de más de 100 metros de longitud entre ambas, que componían el elemento fundamental de esta peculiar operación de rescate. Hora y media después, se sumaría medio centenar de voluntarios, convocados por la Asociación Ecopuertos, responsable de la operación de desalojo de ruedas. Enrique Montero, presidente de Ecopuertos, esperaba sacar de allí "200, quizá 300". Al final, la cifra de ruedas encontradas ha llegado a los 600... Algunas de camión. Además, el fondo del barranco contenía también un arcón y dos frigoríficos. La magnitud de la basura ha obligado a dejar parte de los desechos para una segunda jornada en las próximas semanas.
El método de trabajo ha estado perfectamente diseñado. Dos tirolinas ocupaban las dos terceras partes del recorrido, "una vez descartadas otras maneras de sacar las ruedas de aquí". "Por barco, imposible; y en una cadena humana desde abajo hasta arriba, también imposible, por la inestabilidad que todas estas rocas sueltas", explica Montero. La primera tarea era agrupar al pie de cada tirolina los centenares de neumáticos dispersos por el barranco. A partir de ahí, de seis en seis, de siete en siete, los miembros del GRAEM —todos con un seguro específico para la ocasión— subían las ruedas a través de las dos tirolinas. En el último tercio, el más estable desde el punto de vista del suelo, pero no necesariamente el menos pendiente, el ascenso se ha hecho con una cadena humana. Arriba, ya en el llano, una furgoneta del Ayuntamiento de Gualchos-Castell, localidad al que pertenece el barranco, trasladaba las ruedas a un punto limpio municipal desde donde irán a parar a una cementera donde, tras haber sido molidos, serán utilizados como combustible.
Pero la operación de este sábado no es solo de limpieza; también quiere ser de investigación para dar con el culpable del vertido. Para ello, el trabajo ha incluido apuntar la marca, nacionalidad y modelo de cada rueda. Según Montero, con ello será posible conocer incluso la semana de fabricación. Marca, modelo y fecha debería, explica, ser suficiente para dar trazabilidad al neumático y, si es posible, llegar hasta el culpable de esta fechoría medioambiental. No obstante, explica Montero, otra posibilidad es que sean ruedas procedentes de una importación ilegal. En ese caso, descubrir al malhechor será casi imposible.
El destino final de los neumáticos una vez que son reemplazados en los vehículos son centros de recogida y clasificación que, por cierto, son sufragados con un canon que ya está incluido en el precio del neumático. Por eso, estas ruedas arrojadas cuesta abajo, o bien son importadas ilegalmente, o bien son el resultado de una estafa masiva a los clientes; estos han pagado un canon para que el taller ponga las ruedas en un circuito de reciclaje ya establecido y que el cliente ha pagado. Al no hacerlo y arrojarlas al monte, se está quedando con ese canon. A un delito medioambiental se suma otro de estafa.
Manuel Salinas, uno de los espeleólogos voluntarios, explica que está allí este sábado porque "me gusta el medioambiente y tenemos la obligación de cuidarlo". También ha estado toda la jornada, en este caso al pie del camión, Antonia María Antequera, alcaldesa de Gualchos e impulsora también de la actividad. Ella ha sido quien apuntaba los datos de las ruedas para luego pasarlos a la Guardia Civil y a las empresas fabricantes, a las que les va a pedir su colaboración. Antequera cuenta que un segundo objetivo de la limpieza es "evitar el efecto contagio de estos lugares". "Los incívicos creen que, como ya hay vertidos, pueden seguir haciéndolo. Al estar limpio, la gente se retrae", concluye.
Aunque no han caído al mar, la pregunta es inevitable. ¿Es peligroso que un neumático caiga al mar, cuánto tarda en degradarse? Enrique Montero explica que el problema no es su degradación o no. "Es un problema mecánico, de arrastre. El agua lleva la rueda de un lado a otro por el fondo marino y el neumático, a su vez, arrasa la vegetación… Es un desastre". En el caso de Gualchos-Castell, en el fondo marino crece el coral anaranjado o astroides calycularis, una especie preciosa pero amenazada que, realmente, lo último que necesita es que unos neumáticos se la lleven por delante.

Pescadores y agricultores, cuidado con el mar

Hace algunos años, Ecopuertos y los pescadores del puerto de Motril realizaron una experiencia interesante. En vez de arrojar al mar toda la basura que se quedaba en las redes, lo llevaron a puerto. Allí, la asociación Ecopuertos, realizó un cribado: no se trataba de sacar un número de toneladas sino de determinar qué tipos de objetos aparecían en los fondos marinos someros, de hasta 10 metros de profundidad. Se contabilizaron más de 42.000 objetos: lo más frecuente fueron cacharros procedentes de la pesca de caña (sedales, anzuelos y plomos); en segundo lugar, material procedente de explotaciones agrícolas y, finalmente, plástico de consumo doméstico como bolsas y botellas.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Els mamífers del parc natural


L'Israel Estopà, biòleg, ens ensenyarà a identificar les pistes que deixen uns dels animals més amagadissos de la vall d'Horta: els mamífers. 

Aprendrem a trobar els rastres que deixen espècies com la geneta, la fagina, l'esquirol, la guineu o el senglar. 

També podrem conèixer i provar una tècnica per detectar aquests animals durant la nit: el fototrampeig. 

A veure quins enxampem!


Horari complet: 
de 10 a 13 h

Lloc: Vall d'Horta

Sant Llorenç Savall

Lloc de trobada: Escola de Natura i Formació la Muntada 
Organitzadors: Escola de Natura i Formació la Muntada
Telèfon: 636 717 821 / 937 141 053
Públic a qui va dirigida l'activitat: General
Accés: Pagant
Preu: adults 3 euros; menors entre 6 i 12 anys i majors de 65 anys, 2 euros.

martes, 5 de septiembre de 2017

Restos óseos hallados en la cueva sumergida de Chan Hol

Los huesos hallados en una cueva sumergida de México desafían la idea sobre los primeros americanos


    Los restos hallados cerca de Tulum tendrían un mínimo de 13.000 años

    Esta fecha es anterior a la ola migratoria que entró por el Estrecho de Bering

    La investigacion se ha complicado porque el sitio arqueológico fue saqueado


    Restos óseos dejados atrás por saqueadores en una cueva del sureste de México hacen retroceder la temporalidad de los humanos más antiguos de los que se tienen evidencias en América, desafiando la hipótesis convencional sobre el poblamiento del continente, ha asegurado el investigador Arturo González González.


El especialista ha contado  que el descubrimiento del esqueleto casi completo de un individuo en la cueva sumergida llamada Chan Hol (pequeño agujero, en lengua maya), cerca del balneario de Tulum en el estado de Quintana Roo, fue realizado por buzos que publicaron fotos de los restos en las redes sociales a principios de 2012.

Las fotografías llamaron la atención del equipo de González, que ha trabajado en el área desde 1999, pero cuando los investigadores llegaron al lugar unos días después la mayor parte del esqueleto había desaparecido. "Cuando fuimos ya se lo habían robado prácticamente todo".

"Hicimos la denuncia ante la PGR (Procuraduría General de la República, fiscalía)", ha referido González, pero la investigación no ha prosperado porque un agente de la institución debe dar fe de la desaparición de los vestigios, y no hay "ninguno que esté capacitado para bucear a estas profundidades".

El sitio del hallazgo está a más de un kilómetro de la entrada más próxima a la cueva y "hay que bucear como cuarenta minutos para llegar". Afortunadamente, los científicos recuperaron numerosos fragmentos óseos que dejaron los saqueadores, entre ellos cuatro dientes, un hueso mandibular, costillas y, significativamente, una pelvis sobre la que había crecido una estalagmita (formación calcárea que suele encontrarse en el suelo de las cavernas) cuando la cueva aún no estaba inundada.

Mínimo de 13.000 años

Con base en las fotos originales y los restos hallados, estiman tentativamente que el individuo pudo ser un joven adulto. González explica que las estalagmitas "son como los anillos de crecimiento de un árbol" y permiten conocer el clima en las distintas etapas de la formación de estas estructuras y su antigüedad a través del análisis de las proporciones que guardan los isótopos (variaciones con distinto peso atómico) de diversos elementos.

"Obtuvimos un mínimo de trece mil años para este individuo", ha dicho el experto, director del Museo del Desierto en Saltillo, estado de Coahuila.

Este descubrimiento, reportado en la actual edición de la revista Plos One, se suma a otros registrados en la misma área, incluyendo varios hechos por el equipo de González y el anunciado en 2014 de una joven bautizada como Naia, con antigüedad estimada de 12.000 a 13.000 años.

Todo ello, enfatiza el investigador, "remueve las ideas de por dónde, cuándo y quiénes fueron los primeros pobladores de América; pero de que ya había un grupo en esta zona (hace al menos 13.000 años), ya no cabe la menor duda".

Entrada por el Estrecho de Bering hace 12.000 años

Explica que hace alrededor de 12.000 años, durante la última era glacial, existía un corredor entre glaciares por el que, según la hipótesis convencional, los primeros pobladores de América ingresaron al continente a través de un puente terrestre en lo que actualmente es el Estrecho de Bering, procedentes de Siberia.

"Y esto (el individuo de Chan Hol) claramente es mucho más antiguo, probablemente dos mil años más", lo que plantea interrogantes sobre cuándo pudo ocurrir la llegada de los primeros americanos, "o cómo es posible que a la mitad del continente, en una zona de lo más alejada (de la supuesta ruta de colonización), es donde tenemos los esqueletos humanos más antiguos", expuso.

Por otro lado, reveló que el análisis de isótopos y otros elementos permitió conocer que en aquella época existía en la zona un ecosistema totalmente diferente a la selva de hoy. "Era un lugar donde había camellos y era una pradera más bien árida", dijo el científico.

"Esto nos permite demostrar que hubo grandes cambios en este Younger Dryas, como se llama este periodo tan relevante, porque nada más en México se extinguen casi 75 u 80% de todos los mamíferos que existían", manifestó.

Si fueron los humanos los que provocaron esa mortandad, o si fueron los cambios ambientales, "son las preguntas que se vuelven muy vigentes con este descubrimiento", añadió González.

Sin aparente relación con los mayas

Asimismo, sostiene que no existen por ahora evidencias que vinculen al grupo al que pertenecieron los individuos de Tulum con los mayas que habitan hoy la región. "Es un grupo que físicamente podría parecerse más a grupos de la India, de esa región del sur de Asia", dice el especialista, quien favorece la hipótesis de que la semejanza obedece a la adaptación de diferentes poblaciones a condiciones ambientales similares, sin descartar que los ancestros de los antiguos habitantes de Tulum procedieran de aquella parte del mundo.

Finalmente, considera que el saqueo de gran parte de los restos de Chan Hol "habla de la necesidad que tenemos como país de encontrar mejores caminos para proteger nuestro patrimonio, cuando es un patrimonio tan valioso como en este caso".

miércoles, 30 de agosto de 2017

I Concurso de Fotografía de Conservación Subterránea




I CONCURSO FOTOGRAFÍA DE CONSERVACIÓN SUBTERRÁNEA







Con el objetivo de hacer una mayor difusión en la conservación del medio subterráneo en general, tanto de las acciones positivas como de las acciones negativas que repercuten en el mismo, el Grupo de Espeleología de Villacarrillo (G.E.V.) quiere impulsar este concurso fotográfico para dar a conocer a la sociedad la importancia de conservar y proteger cada uno de los elementos que tenemos en el interior de las cuevas, simas y minas (formaciones, arqueología, arte rupestre, biología subterránea, geología, hidrogeología, historia…).


Con este concurso de fotografía se pretende llegar a todos los sectores de la sociedad (administraciones, sector privado y ciudadanía), para involucrarlos en esa conservación y protección, y puedan ver visualmente las acciones que se han cometido en el medio subterráneo, ya sean positivas (limpieza, protección perimetral, etc…) o negativas (pintadas, basura, destrucción de formaciones, etc.).

Los espeleólog@s  debemos hacer partícipes a todos y todas, de la importancia de atesorar nuestro Patrimonio Subterráneo, y qué duda cabe, denunciar ante situaciones críticas y por supuesto alabar actuaciones efectivas para la protección del mismo. Por eso pretendemos hacer visible con este concurso algunas de estas acciones, potenciando la conservación del medio subterráneo.

Será muy sencillo participar, sólo habrá que enviar la fotografía (o fotografías) deseada a espeleologiadigital@gmail.com, cumpliendo los siguientes criterios:

Tema: Conservación Subterránea

Número de Obras: Ilimitado

Modalidad y Técnica: Libre

Formato: Digital, en formato imagen (jpg., tiff., bmp., etc…). Junto a la fotografía se enviará un documento en formato texto en el que se indique autor, email, nombre de la cavidad, término municipal, país.

También se deberá pone una breve explicación sobre la acción negativa o positiva que se encuentre reflejada en la fotografía, así como administración, administraciones y/o gestores responsables de donde se ubique la cavidad. Además se podrá enviar documentos o fotografías a parte para explicar las acciones positivas o negativas que se hayan observado en la fotografía para expresar mejor dicha afirmación.

Las fotografías deberán tener un mínimo de 2 MB y un máximo de 5 MB, sin marcas de agua, letras, fechas o autorías.

Categorías: Habrá dos secciones, una sobre actuaciones negativas que se vean reflejadas en las fotografías y otra sobre las acciones positivas que se den a conocer en las mismas.

Jurado: El jurado lo comprenderán los miembros del G.E.V. El fallo del jurado será inapelable.

Envíos: Se deberán enviar al correo electrónico espeleologiadigital@gmail.com, y en el título del email deberá aparecer “Concurso Conservación Subterránea”.

Aquellas fotografías que no reúnan las características citadas y no tengan calidad suficiente, serán denegadas.

El plazo es desde el mes de Septiembre hasta el 31 de Diciembre de 2017.

Las fotografías finalistas se expondrán posteriormente tanto en los blogs del G.E.V. como en la revista digital internacional de espeleología GOTA A GOTA.

Habrá un PREMIO por categoría, que será de publicaciones espeleológicas (valoradas en 50 €).

IMPORTANTE: Para una mayor difusión, después del concurso, el G.E.V. tiene la idea de hacer diferentes actividades, proyectos y trabajos para dar a conocer las actividades negativas y positivas que puedan condicionar la conservación del medio subterráneo. Para ello se pedirá permiso a los autores de las fotografías que se puedan utilizar.