.

.

miércoles, 11 de marzo de 2020

Ante la crisis del virus



Us adjuntem comunicat de la SGEAF, en relació a les mesures preses en la reunió del Comitè Tècnic del Pla de Protecció Civil de Catalunya (Procicat) del dimecres 11 de març, en la qual el Govern ha comunicat que a Catalunya s’ha passat d’una fase de prealerta a fase d’alerta de manera preventiva.
Es per aquesta raó, que us demanem que en la mesura del possible, feu totes les gestions amb la federació de manera telemàtica i telefónica. Al mateix temps, us demanem que valoreu la vostra activitat esportiva de club i companys, i que prengueu les decisions més oportunes.
De forma consensuada amb els metges i el responsable del grup d'espeleosocors català,  s'ha decidit desconvocar la sortida que hi havia prevista pel dia 21 de març a l'avenc Montserrat Ubach - Bòfia de Torremas, en la que també estava previst que hi participessin membres dels equips d'emergències. Considerem que davant d'aquesta situació hem de prendre un compromís social i fer una aportació en la contenció davant aquesta contingència.
Des de la Federació entenem que totes aquestes accions van encaminades en evitar una saturació del serveis sanitaris del nostre país.
Moltes gràcies.





martes, 10 de marzo de 2020

para contactar con nosotros grupoescar@yahoo.es, o al teléfono: 686518986



Desaparece material por valor de  3.000 euros a un grupo de espeleología en una Cueva de Llanes





Más de 60 elementos desaparecieron del interior de una cavidad entre Barro y Balmori | El robo del material fue realizado mientras el grupo de espeleólogos se encontraba realizando la desobstrucción de una de las zonas de la cueva

Los amigos de lo ajeno llegan incluso a las cuevas. Ocurrió este domingo en Llanes, cuando miembros del grupo de espeleología Escar, con sede en Onís, se encontraban en una cavidad entre Barro y Balmori, concretamente en el sistema Pradón-Honfría-Arite, en el karst de La Llera.

La expedición contaba con una doble intención, «abordar unas escaladas, así como la desobstrucción de una estrechez», explican. Al decidir atacar en primer lugar la estrechez, dejaron el equipo de vertical en la base de la escalada, «por no ir con todo el peso», continúan. En total, «tres equipos personales de progresión vertical y el equipo colectivo de instalar». Su sorpresa fue mayúscula cuando, tres horas después, encontraron el lugar vacío. «Era una zona interior de la cueva, no la boca», indican los espeleólogos, que recuerdan que ellos mismos se encontraban a «doscientos metros» del enclave.

Se da la circunstancia de que, además de pesar, el material se encontraba fuera de las mochilas, que habían llevado con ellos. El listado de elementos, más de sesenta, incluye desde arneses a taladros, baterías, cuerdas, bloqueadores, mosquetones, cabos de anclaje, navajas, llaves o poleas. «En la mano no lo pudieron sacar», consideran los afectados, que catalogan el incidente de «raro» y recuerdan que nunca antes habían sufrido ni tenido constancia de un hecho similar.

El robo ya está en conocimiento de la Guardia Civil, tras presentar hoy mismo la pertinente denuncia. El material sustraído está valorado en unos 3.000 euros y entre las hipótesis que barajan desde Escar está la de su sustracción para la reventa. Por ello piden la colaboración de profesionales como espeleólogos, barranquistas, alpinistas y guías que pudieran detectar esos materiales en plataformas de segunda mano. Algunos de los elementos, indican, cuentan con marcas grabadas, como 'SKR', 'PSV', 'Garma' o 'VAV'.

Aquí el listado completo del material sustraído:

1 Taladro-martillo percutor a baterías «Festool BHC 18 Li-Basic», con dos mosquetones

1 Batería para taladro «Festool BP 18 Li 5,2 AS»

1 Arnés pélvico «Amazonia» de la marca «MTDE»

2 Arneses pélvicos «Varonia» de la marca «MTDE»

2 Arneses de pecho «Garma» de la marca «MTDE», con mosquetones de cierre

1 Arnés de pecho para chica de la marca «MTDE»

3 Bloqueadores de mano «Basic» de la marca «Petzl», con mosquetones con seguro

3 Bloqueadores de pecho «Croll» de la marca «Petzl»

1 Bloqueador de pie «Pantin» de la marca «Petzl», con mosquetón

3 Pedaletas de dyneema 5 mm marca «MTDE», con mosquetones

2 Descensores de poleas «Stop» de la marca «Petzl», con mosquetones con seguro

1 Descensor de poleas «Simple» de la marca «Petzl», con mosquetón con seguro

2 Mosquetones de freno «Handy» de la marca «Raumer»

1 Mosquetón de freno simétrico de acero

1 Cabos de anclaje «Spelegyca» de la marca «Petzl», con mosquetones sin seguro

1 Cabos de anclaje de cuerda dinámica amarilla, con mosquetones sin seguro

1 Cabos de anclaje de cuerda dinámica naranja, con mosquetones sin seguro

1 Mosquetón semicircular de seguro «OmniCrew» de la marca «Petzl»

2 Maillones delta de hierro para cierre de arnés pélvico

1 Navaja de espeleología marca «Petzl», con mosquetón

1 Llave hexagonal del 13 de carraca, con mosquetón

1 Llave hexagonal 13/17 marca «Seat», con cordino y mosquetón

1 Maza de instalación marca «Petzl», con cordino y mosquetón con seguro

2 Poleas bloqueadoras «Micro Traxon» de la marca «Petzl», con mosquetones

1 Llave grifera tipo «pico loro»

13 Plaquetas de duraluminio, modelos «Revirada» y «Acodada» de la marca «Petzl»

13 Parabolts 8 mm

13 Mosquetones con seguro, marcas «Camp» (color dorado), «Fixe» (color rojo), y otras

1 Cuerda de 30 m x 10 mm, semiestática, de color verde con testigos negros

1 Cuerda de 20 m x 10 mm, semiestática, de color blanco con testigos negros

(la foto es representativa no es del material sustraído)

domingo, 1 de marzo de 2020

REGULACIÓN BARRANCOS A L'ALTA GARROTXA

Desde la AEB os informamos que la propuesta de regulación de barrancos de la Alta Garrotxa presentada en 2016 por nuestra asociación, se ha hecho realidad tras muchos meses de trabajo y coordinación con el Consorci de l'Alta Garrotxa.
A partir de hoy 1 de marzo la regulación de los barrancos es un hecho.
Barrancos prohibidos como el Monars y el Toll, se podrán descender, así como 4 inéditos, Bellestil, Monteia, Clot Fosc y Espinau, solicitando el debido permiso al Consorci mediante su página web, dónde podréis descargaros toda la información.
Agradecemos el apoyo recibido por el cuerpo de forestales y la perseverancia del propio Consorci por escuchar y creer en nuestra propuesta.

Personalmente me gustaría agradecer el esfuerzo sobre el terreno a los barranquistas: Ricard Dodero, Salva Turull, Amparo Rodríguez, Xevi Franquesa, Marina Navarro, Crisi Martínez, Lluís Domingo, Sergi Barcía, Kike Peradalta y Damià Pérez.
Gracias a su tiempo y constancia hemos vuelto a hacer posible que barrancos prohibidos sean regulados.

Buenos descensos, BARRANQUEROS!!!!
Mari Nivera, Presidenta de l'AEB

lunes, 24 de febrero de 2020

El mediático rescate de Lastra y Arrabal en el Naranjo de Bulnes cumple medio siglo




Un despliegue sin precedentes y de final agridulce conseguía llegar hasta los dos montañeros que permanecieron 13 días en una repisa de metro cuadrado en medio de vientos huracanados de hasta 150 kilómetros, temperaturas de 20 grados bajo cero







Fueron «trece días de angustia y zozobra» –recogía la prensa de la época– que acabaron con una historia de final agridulce grabada para siempre en la memoria del montañismo español. La que iba a ser la primera escalada invernal por la cara oeste del Naranjo de Bulnes (2.519 metros de altitud) terminó convirtiéndose en una pesadilla para el pintor madrileño José Luis Arrabal, de 21 años, y el geólogo Gervasio Lastra, de 27, madrileño y cántabro de adopción, pues se afincó en Liébana, donde llegó a ejercer como profesor de matemáticas en el instituto y montó un negocio en Argüébanes.

Estos días se cumple medio siglo de una operación sin precedentes, «el mayor despliegue de medios y equipos de socorro jamás conocido en España hasta la fecha», se leía en los periódicos. Lastra consiguió sobrevivir, pero Arrabal falleció una semana después en el Hospital General de Oviedo, donde fue evacuado en helicóptero tras ser rescatados. Hasta llegar a ese trágico desenlace, los dos jóvenes vivieron una auténtica odisea.

Todo comenzó el 8 de febrero de 1970 cuando una expedición de cuatro montañeros –el cántabro Francisco Rodríguez Almirante (Paco Wences) y los madrileños Enrique Herreros, Gervasio Lastra y José Luis Arrabal– salieron desde Fuente Dé con la intención de coronar el Naranjo de Bulnes. Llegaron a Cabaña Verónica donde hicieron noche, y …

 Justo un año antes habían fallecido intentando esta misma hazaña los guipuzcoanos Ramón Ortiz y Francisco Berrio.

Los problemas para Lastra y Arrabal comenzaron a acumularse hasta el punto de que se vieron obligados a detener su ascenso a unos metros de la cumbre, quedando a atrapados sin poder subir ni bajar. En una repisa de un metro cuadrado, según explicaron entonces, permanecieron durante trece días a la espera de ser localizados, «en medio de vientos huracanados de hasta 150 kilómetros, temperaturas de 20 grados bajo cero, descargas de nieve y rayos». Al cabo de varios días de aislamiento allá arriba desde un helicóptero y tras una arriesgada maniobra pudieron lanzarles una mochila con alimentos, que les ayudó a aguantar hasta que el día 20 el equipo…

 «Desde arriba se les lanzó un cable y el lebaniego Alfonso Alonso Díez (vecino de Cosgaya) subió a hombros a un desfallecido Arrabal». Luego ascendió Lastra, que estaba «en perfectas condiciones». El doctor Estrada, por entonces presidente de la Federación Asturiana de Montañismo, les atendió allí mismo y, cuando despejó, el helicóptero de la Dirección de Tráfico sobrevoló hasta el lugar donde esperaban los montañeros ya a salvo para trasladar a Arrabal hasta el refugio de Vega de Urriello, y después al Hospital de Oviedo.

El lebaniego Alfonso Alonso, Medalla al Mérito Deportivo

El rescate de Lastra y Arrabal fue un acontecimiento histórico en la vida de los Picos de Europa, que se vivió desde Potes con gran expectación porque uno de los rescatadores era de Cosgaya. Alfonso Alonso recibió por su valor la Medalla al Mérito Deportivo por decisión del delegado nacional de Deportes, Juan Antonio Samaranch

Gervasio Lastra descansó un rato e inició a pie el descenso por la cara sur con los compañeros de cordada. «Su llegada a Cabrales no puede describirse, abrazos y lágrimas por los dos hombres que durante trece días habían sido la preocupación de toda España», decía El Diario del domingo 22 de febrero de 1970
Conmoción por la muerte de Arrabal
Arrabal «padecía congelaciones en ambas piernas» y «neumonía masiva bilateral». Su estado general evolucionaba de forma satisfactoria, según rezaba el parte médico del día 22. Sin embargo, el día 24, el doctor Castalio Roca declaraba que «sólo un milagro podría evitar la amputación de algunos dedos de los pies». Cuatro días después, el hospital anunciaba la fatal noticia: «José Luis Arrabal ha fallecido a las diecinueve horas de esta tarde a consecuencia da la fulminante complicación respiratoria surgida en las últimas horas y pese a la enérgica terapéutica instaurada».

La muerta de Arrabal causó una «profunda consternación en los medios montañeros y entre todos los que seguían el curso de su estado», decían los medios. Tal fue la magnitud del suceso que hasta la zona se desplazaron «infinidad de personas para vivir de cerca jornadas de auténtica emoción». A los pies del Naranjo pudieron comprobar su caprichosa ley, que a unos otorga la gloria y a otros entrega a la muerte

sábado, 1 de febrero de 2020

LOS MURCIÉLAGOS y el CORONAVIRUS

LOS MURCIÉLAGOS y EL BROTE DE ENFERMEDAD RESPIRATORIA AGUDA CAUSADA POR UN NUEVO CORONAVIRUS EN WUHAN


Recientemente ha saltado a la prensa la noticia de un brote epidémico de enfermedad respiratoria aguda causado por un nuevo coronavirus declarado en Wuhan (China). A día de hoy se han registrado cientos de casos, incluyendo algunos importados en varios países. En el momento actual, la OMS no ha declarado la situación de emergencia internacional pero ha hecho recomendaciones para evitar una posible internacionalización del brote y en todo caso va a ir actualizando la información regularmente, a lo que habrá que estar atentos.
Las primeras investigaciones epidemiológicas han mostrado que el origen del brote está ligado a un mercado de mariscos y animales silvestres, por lo que se supone que la fuente más probable debe ser algún animal aún por determinar de entre los que allí se vendían, ya que las enfermedades emergentes suelen tener su origen en agentes infecciosos propios de animales, que logran adaptarse con éxito a los seres humanos adquiriendo capacidad para transmitirse de persona a persona. Además, existe el precedente del brote de síndrome respiratorio severo agudo (SARS por sus siglas en inglés), declarado en 2003 también en China en circunstancias similares y que fue causado por un coronavirus muy parecido al actual, causando más de 8.000 casos y casi 800 muertes en varios países. En este caso, las civetas parecieron ser la fuente animal del brote, ya que pudo detectarse el virus en muestras de estos animales procedentes del mercado donde se originó. En el año 2012 se declaró en Arabia Saudita otro brote de lo que se vino posteriormente a denominar síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS por sus siglas en inglés), que resultó ser causado por otro coronavirus transmitido por el dromedario. A fecha de hoy ya se han declarado 2.494 casos y 854 fallecimientos, la gran mayoría en países del Golfo Pérsico, aunque también se han declarado casos importados en otros países.
Tras constatar que la civeta pudo ser fuente de transmisión pero no era el huésped natural del virus del SARS se comenzó a buscar en otras especies animales de China, encontrándose virus muy parecidos en murciélagos de herradura. Estudios posteriores han revelado una gran diversidad de coronavirus en murciélagos de todo el mundo que no parecen producirles enfermedad, lo que es muestra de una buena adaptación mutua desarrollada durante una larga historia evolutiva común. Este hecho ha llevado a proponer como hipótesis (así permanece a día de hoy) para la emergencia del SARS un salto de especie de murciélago de herradura a civeta y de esta al ser humano. Entre esta gran variedad de coronavirus de murciélagos también se encuentran algunos muy parecidos al coronavirus MERS, hecho que es interpretado por la OMS en su hoja descriptiva de la enfermedad como que “no se conocen bien los orígenes del virus pero, según se desprende del análisis de varios de sus genomas, se cree que el virus habría podido originarse en murciélagos y haberse transmitido a los camellos en algún momento de un pasado lejano”, ilustrando como la prudencia y el rigor deben imperar a la hora de extrapolar conclusiones generales sobre biología evolutiva a la investigación del origen de brotes epidémicos concretos.
La secuencia nucleotídica del nuevo coronavirus de 2019 que está causando actualmente el brote muestra alta homología con un coronavirus de murciélago del grupo de los coronavirus SARS, siendo este el único hecho que lo relaciona con los murciélagos, ya que a día de hoy el virus aún no ha sido detectado en ningún animal, aunque se están llevando a cabo estudios exhaustivos que esperemos den sus frutos en breve. Finalmente, la afirmación de que el origen de brote podría estar en serpientes proviene de un estudio muy especulativo cuyas conclusiones son poco sólidas y están suscitando fuertes críticas en la comunidad científica.
En consecuencia:
  1.  A día de hoy no está en absoluto establecido que los murciélagos hayan sido la fuente directa de origen del brote en China. Aunque los datos disponibles basados en el estudio de la secuencia del virus indican que los murciélagos deben ser uno de los objetos de las investigaciones encaminadas a desvelarlo, debemos esperar a los resultados y no hacer afirmaciones apriorísticas…
  2.  Ni los murciélagos ni cualquier otro animal tienen ya papel alguno en el progreso de la epidemia, que se basa exclusivamente a la transmisión de persona a persona.

lunes, 27 de enero de 2020

Cuánto resiste una anilla ventral y cuándo retirar un arnés?







El test presentado a continuación fue originalmente realizado hace algunos años por la empresa americana Black  Diamond 








Tras la muerte accidental de Todd Skinner en el parque nacional Yosemite en California, EEUU; cuando la anilla ventral de su arnés deportivo se rompió inesperadamente.

Creo que la resistencia de las anillas ventrales es un tema relevante incluso al día de hoy y quería traerlo nuevamente a la atención pública, especialmente a causa de que todavía recibo e-mails de diferentes personas consultándome y queriendo saber sobre todo, cuando debería retirar de servicio un arnés y cuál es la resistencia real de una anilla ventral. Aquí debajo hago lo mejor posible para responder algunas de esas preguntas, aunque en realidad en algunos casos solo presento las preguntas más interesantes, al mismo tiempo que brindo información extraoficial, incompleta y experimental que mi laboratorio de control de calidad y yo testeamos.


Cuán fuerte es la anilla ventral de un arnés de escalada?
De las instrucciones incluidas en los arneses deportivos Black Diamond (BD):
La anilla ventral de un arnés deportivo BD puede soportar 15kN (3372lbs.) de fuerza.


Requerimientos CEN:
El test requerido por la CE es un poco difícil de describir, pero básicamente la anilla ventral debe soportar 15.000 newtons (N) por un período de 3 minutos. (1Kg-fuerza equivale 9,80665 Newtons) .

Información actual del test de Black Diamond:
A pesar de que nuestro test simultáneo en la cadena de producción es de 15 KN, a menudo vemos anillas ventrales testeadas hasta más allá de los 26.700N, con un promedio histórico de más de 22.250N.

**Nota: He testeado varias anillas ventrales de otros fabricantes y todas se encuentran en el mismo rango aproximado de resistencia.

Cuál es la vida útil de un arnés?
Nuevamente, extraído de las instrucciones incluidas en los arneses Black Diamond:

CUIDADO Y MANUTENCION

Lave su arnés en agua tibia y con un ciclo de lavado para prendas sensibles. Use jabón neutro, NO use lavandina. Siempre que su arnés se moje, suspéndalo y déjelo secar lejos de la luz solar antes de guardarlo.
Los arneses NO deben entrar en contacto con materiales corrosivos como ácido de baterías, solventes, nafta, cloro o lavandina.
No permita que su arnés se vea expuesto a temperaturas superiores a 60ºC o inferiores a -62ºC.
NO cosa, repare, queme hilos sueltos, o lave las cintas con lavandina. NO modifique su arnés de ninguna forma.

ALMACENAMIENTO Y TRANSPORTE

Nunca guarde su arnés mojado o húmedo.
Guarde su equipo en un ambiente limpio y seco, fuera de la luz solar y lejos de fuentes de calor.
Mantenga los arneses y otros materiales cosidos lejos de roedores y mascotas.
El nylon en su arnés se debilitará con el paso del tiempo si no es guardado apropiadamente y éste no se encuentra libre de hongos, lejos de la luz solar (UV), temperaturas extremas u otros agentes dañinos.
Cuando su arnés no esté en uso o cuando esté transportándolo, protéjalo igualmente con una funda de los elementos.
Con un uso normal y un correcto mantenimiento, la vida útil de su arnés es de aproximadamente 3 años; Esta puede ser mayor o menor dependiendo de las condiciones de su uso y la frecuencia con la que se utilice el mismo.

Factores que reducen la vida útil:
Caídas.
Abrasiones, cortes, desgastes.
Calor.
Luz solar.
Corrosivos.

INSPECCION Y DESCARTE

Inspeccione su arnés en busca de signos de daño y desgaste antes y después de cada uso. Es de vital importancia que su arnés esté en buenas condiciones. Un arnés dañado debe ser descartado inmediatamente.
Descarte un arnés inmediatamente si:
Hay cualquier tipo de desgarro o agujero en las cintas.
Las cintas están quemadas o derretidas.
Hay alguna fibra desgarrada, o abrasión severa en las cintas.
Alguna de las costuras lineales muestra signos de desgaste.
Alguna de las hebillas metálicas está fracturada, corroída, oxidada, o simplemente está dañada y/o deformada de cualquier forma.
Las cintas están descoloridas por exposición a la luz UV.
Si un arnés se vé involucrado en una caída de factor, aunque no esté dañado de forma evidente, podría ser igualmente necesario retirarlo de forma permanente. Si usted tiene cualquier duda con respecto a la confiabilidad de su arnés, descártelo inmediatamente y reemplácelo por uno nuevo.

Siempre que retire o descarte un elemento de su equipo, destrúyalo para prevenir un futuro uso.

**Nota: La mayoría del equipo de escalada de otros fabricantes tiene advertencias, instrucciones y fechas de vencimiento similares a los productos Black Diamond.

Que podría haberle ocurrido a la anilla ventral de Todd?

La primera vez que escuché acerca de este accidente / incidente, estaba pensando en la posibilidad que no hubiera conectado realmente el ocho a la anilla ventral. Quizás estaba cansado, con toneladas de equipo, cuerdas, etc. a cuestas sobre él y cuando conectó su GriGri al arnés, simplemente erró con el mosquetón su anilla ventral y se presentó para el rappel. No podía creer que su anilla ventral se hubiera roto, porque como mencioné en el reporte de ruptura de cuerdas, soy un firme creyente de la frase “Las anillas ventrales simplemente no se rompen”. Tiene que haber habido factores externos que se involucraron en la situación; preguntas sin responder, como por ejemplo: Podría haber estado la anilla ventral de Todd TAN desgastada que colapsó solo con su peso corporal?
Podría haber sido afectada por ácidos?
Podría haber sido afectada por algún otro químico (lavandina, DEET) que causó su debilidad?
Podría haber estado tan gastada, afectada por el sol, o podrida, etc., que falló en soportar su peso corporal?
Podría haber sido afectada por algún otro factor externo que causo su colapso durante el rappel?

Información extra-oficial, incompleta, para la curiosidad.

Para satisfacer mi propia curiosidad, decidí testear varias anillas ventrales con diferentes niveles de desgaste: con cortes de hasta un 50%, de hasta 80% y cercanos a un 90%. También, con dos líneas de costura cortadas, todas las líneas de costura profundamente desgastadas en una superficie abrasiva y finalmente, la cinta en sí profundamente desgastada en una superficie abrasiva. De ninguna forma estos experimentos están completos o son concluyentes, ya que hay numerosas variables que no fueron, pero podrían ser contempladas; Por ejemplo: la construcción de la anilla ventral (2 líneas de costura vs. 4, o una capa protectora no-estructural sobre las mismas), el material utilizado (nylon vs. poliéster), el nivel de degradación por UV, factores ambientales, el desgaste previo, etc., etc.

Básicamente, los resultados mostraron lo que yo esperaba. Las anillas ventrales son robustas; realmente robustas. Para que una de ellas colapsara con el peso corporal de un individuo promedio o incluso con los pequeños impactos dinámicos que podrían producirse durante un rappel, la anilla ventral tendría que estar TAN desgastada, que parece ser muy improbable.

Debajo hay algunas fotos de las diferentes anillas ventrales testeadas (antes de que fueran traccionadas hasta su colapso) y sus resistencias obtenidas hasta el punto de corte / colapso:



Corte 50% - Un solo lado: 15.486N



Corte 75% - Ambos lados: 12.985,1N





Corte 90% - Un solo lado: 3.467,65N




2 de 4 líneas de costura cortadas: 17.666,5N




Todas las líneas de costura (4) severamente desgastadas contra una superficie abrasiva: 23.496N




Cinta en sí severamente desgastada contra una superficie abrasiva: 21.382,5N




Todas las líneas de costura (2) severamente desgastadas contra una superficie abrasiva: 23.754,1N






Todas las líneas de costura (4) severamente desgastadas contra una superficie abrasiva 33.059,05N



Unas Ultimas Palabras

Será este incidente la causa de que cada escalador comience a utilizar dos anillas ventrales ó atar una cinta de respaldo en su arnés actual ó incluso descartar su arnés por completo y comprar uno nuevo de forma inmediata al mínimo signo de desgaste de la anilla? No debería ocurrir así. Fabricantes de reputación comprobada ofrecen en el mercado robustos y sólidos arneses, sin olvidar que hay aspectos negativos acerca de la utilización de dos anillas ventrales al mismo tiempo en algunas situaciones (como su colocación simultánea con mosquetones de carga tri-axial, etc.)

Los arneses y las anillas ventrales en particular, son super-resistentes; Sin embargo, no podemos olvidar que el equipo sufre mucho los desgastes. Cada escalador es responsable de conocer la historia de su equipo y actuar de forma acorde. Cuando la gente me pregunta acerca de equipo desgastado o que sufrió caídas de altura, o ha sufrido un evento particularmente extraño, siempre debo jugar el papel conservador de “Si hay dudas, es momento de retirarlo”, porque la última cosa en la cual uno quiere pensar cuando está a 8mts. por encima del último empotrador, es: “ Dios, me pregunto si ese es el mosquetón que deje caer la ultima vez…..”, o “Espero que mi arnés esté en condiciones para soportar esta caída de factor que voy a sufrir….”. No vale la pena tener que preocuparse. La mayoría de las veces y de forma personal, ya tengo suficientes dificultades preocupándome en tratar de no caer….


Escalen con seguridad,

Kolin Powick


Fuente: Kolin Powick (KP) es un ingeniero mecánico originario de Calgary, AB - Canadá. El posee casi 20 años de experiencia en el campo de la ingeniería y ah sido director global de control de calidad de la empresa Black Diamond desde el año 2002. Kolin siempre ha excedido los limites de test de todos los productos Black Diamond desde sus prototipos hasta la fase final de producción, empleando sistemas aleatorios de testeo (Three Sigma).

Nota del GOER: La muerte de Todd Skiner ha producido un golpe duro en el mundo de la escalada en roca. Todd, además de pertenecer a la elite de escaladores mundiales, contaba con más de 20 años de experiencia en la materia. El reporte final de este accidente concluyó en que su anilla ventral estaba severamente desgastada en toda su estructura, teniendo altísimos niveles de abrasión sobre toda la misma, no sólo en las costuras, sino en uno de sus extremos en particular. Amigos y familiares concordaron que este daño era visiblemente reconocible y el escalador ya había comprado un arnés nuevo, el cual estaba siendo entregado por correo durante la semana donde se produjo el accidente.


Cabe destacar que existen muchos más factores afectados a la manutención del material de escalada y rescate, sin embargo este reporte toca los puntos más destacados a tener en cuenta.

Luego de más una década analizando casos similares no solo a nivel internacional, sino también a nivel nacional y basándonos en crónicas de escaladores y los reportes de IKAR/MRA durante los últimos 14 años; hemos concluido que este tipo de accidentes totalmente evitables, constituyen el 1% de las causas de accidentes en montaña producidos por ¨falla de material¨, los cuales evidentemente, deberían incluirse en el porcentaje de ¨falla humana¨ y no precisamente en las de material. Es precisamente en el ambiente de la escalada en roca y deportiva, donde hemos notado una negligencia enorme por parte de los escaladores al no reconocer ¨cuando¨ un material debe ser descartado definitivamente. Una vez más y como siempre, recomendamos fuertemente a todo instructor de escalada y/o rescate, dedicar especialmente una sección de su instrucción a temas de materiales, mantenimiento y resistencia de equipamientos. La mejor manera de salvar una vida en este caso, es a través de la educación y concientización sobre estos temas.

sábado, 25 de enero de 2020

Qué hacer ante un Tsunami?


Un tsunami es una serie de enormes olas oceánicas causadas por terremotos, deslizamientos de tierra submarinos, erupciones volcánicas o inclusive un asteroide. Un tsunami puede matar o herir a las personas y dañar o destruir edificios e infraestructura a medida que las olas entran y salen.


Los tsunamis pueden viajar de 35 a 55 kilómetros por hora con olas de entre 3 a 30 metros de altura las cuales pueden causar inundaciones e interrumpir el transporte, energía, comunicaciones, suministro de agua corriente y la infraestructura de toda una ciudad. Los tsunamis pueden ocurrir en cualquier zona costera en todo el mundo, pero a lo largo de los siglos estos han sido más comunes en las costas que bordean el Océano Pacífico desde Sudamérica hasta los confines de Alaska y desde Nueva Zelanda hasta el Japón, como así también en la zona del Mar del Caribe; es en estos lugares donde existe un mayor riesgo.

QUE HACER SI ESTÁ BAJO UNA ADVERTENCIA DE TSUNAMI:

Primero, protéjase de un terremoto si este está impactando en su zona. Agáchese, cúbrase y luego espere.
Si este ha impactado en mar abierto y usted ha recibido la alerta temprana de Tsunami, diríjase a tierras altas lo más adentrado posible en el continente alejándose de las costas y posibles zonas de impacto.
Esté atento a las señales de un tsunami, como un aumento repentino o drenaje de las aguas del océano en las zonas costeras, como así también una retracción del agua de estas. Escuche información de emergencia y alertas en radios o sistemas de comunicación o alerta de su localidad.
Obedezca las indicaciones de personal militar, fuerzas de seguridad, bomberos y defensa civil.
Evacue: ¡NO espere! Salga tan pronto como vea signos naturales de un tsunami o reciba una advertencia oficial de tsunami.
Si usted se encuentra en una embarcación, salga del mar inmediatamente y (nuevamente) aléjese de la costa!

CÓMO MANTENERSE SEGURO CUANDO UN TSUNAMI AMENAZA:

Prepárese ahora! Si usted vive cerca o visita regularmente un área costera, conozca el riesgo de tsunami en el área. Algunas comunidades en riesgo tienen mapas con zonas y rutas de evacuación. Si es visitante, pregunte sobre los planes comunitarios de evacuación y conozca cómo funcionan los sistemas de alerta temprana.
Conozca los signos de un posible tsunami como un terremoto, un fuerte rugido del océano o un comportamiento inusual del océano, como un aumento repentino o una pared de agua o un drenaje repentino del agua que muestra el fondo del océano.
Conozca, participe y practique los planes de evacuación de la comunidad y planifique sus rutas desde su casa, trabajo, etc.
Elija refugios a más de 30 metros o más sobre el nivel del mar y al menos a 2 kilómetros tierra adentro.
Cree un plan familiar de comunicación de emergencia que tenga un contacto fuera de su ciudad o provincia. Planifique dónde reunirse si se separa.
Regístrese en el sistema de advertencia de su comunidad. El Sistema de Alerta de Emergencia (EAS) y la Radio Meteorológica de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) también proporcionan alertas de emergencia si usted posee una radio específica para estas emergencias.
Considere un seguro contra terremotos y una póliza de seguro contra inundaciones; el seguro de propietario estándar no cubre daños por inundaciones o terremotos.
Tenga siempre a mano un bolso o mochila con baterías extra, cargador solar, al menos dos litros de agua, barras de proteínas y snacks, manta de supervivencia, linterna, cargadores de radios y celulares, una radio VHF, ropa de abrigo, dinero, documentos, etc.


SOBREVIVIR DURANTE EL TSUNAMI: 

Si se encuentra en un área de tsunami y hay un terremoto, primero protéjase del terremoto. Agáchese, cúbrase y espere. Agáchese sobre sus manos y rodillas, cúbrete la cabeza y el cuello con los brazos. Sujétese a cualquier mueble resistente hasta que cese el temblor. Arrástrese solo si puede alcanzar una mejor cobertura, pero no atraviese un área con más escombros.
Cuando cese el temblor, si hay signos naturales o advertencias oficiales de un tsunami, muévase inmediatamente a un lugar seguro lo más alto y lo más tierra adentro posible.

Escuche a las autoridades, pero no espere las advertencias de tsunami y las órdenes de evacuación.
Si se encuentra fuera de la zona de peligro de tsunami y recibe una advertencia, quédese donde está a menos que los funcionarios le indiquen lo contrario. Salga de inmediato si se le indica que lo haga. Las rutas de evacuación a menudo están marcadas por una ola con una flecha en dirección a un terreno más alto.
Si está en el agua, agarre algo que flote como una balsa, el tronco de un árbol o cualquier elemento con flotabilidad positiva. Si está en un bote, entonces mire hacia la dirección de las olas y salga del mar. Si está en un puerto, entonces vaya hacia el interior. 

ESTAR SEGURO DESPUÉS: 

Escuche las alertas y autoridades locales para obtener información sobre las áreas a evitar y las ubicaciones de los refugios.
Evite vadear en aguas de inundación, que pueden contener desechos peligrosos. El agua puede ser más profunda de lo que parece.
Tenga en cuenta el riesgo de electrocución. Las líneas eléctricas subterráneas o caídas pueden cargar el agua eléctricamente. No toque equipos eléctricos si está mojado o si está parado en el agua.
Manténgase alejado de edificios dañados, carreteras y puentes.
Documente el daño a la propiedad con fotografías. Realice un inventario y comuníquese con su compañía de seguros para obtener ayuda.
Ahorre llamadas telefónicas para emergencias. Los sistemas telefónicos suelen estar inactivos u ocupados después de un desastre. Use mensajes de texto o redes sociales para comunicarse con familiares y amigos.