.

.

viernes, 25 de septiembre de 2020

Peñalén abre un nuevo refugio


Los espeleólogos tendrán en Peñalén un refugio para hacer sus investigaciones




La Junta ha ayudado a rehabilitar un edificio de uso múltiples que se usará como albergue en uno de los entornos del país que más simas presenta, lo que le ha convertido en objeto de trabajo e investigación por profesionales de la espeleología.

El Gobierno regional ha financiado el 80% de la rehabilitación de las antiguas escuelas de Peñalén para transformarlas en un edificio de usos múltiples que ofrece espacio de albergue y de aula formativa.


Se trata de un ejemplo de obras financiadas a través de la convocatoria de Expresiones de Interés destinadas a los municipios afectados por la despoblación incluidos en zona ITI.

La intención del Ayuntamiento, titular del inmueble, es poder ofrecer el edificio a colectivos que se desplacen a la zona con fines de investigación o trabajos que supongan un impulso para el Parque Natural del Alto Tajo. En principio, ya existe un contacto con la Federación de Espeleología de Castilla-la Mancha para que puedan utilizarlo como sede cuando se desplacen a la zona. El entorno de Peñalén es uno de los que más simas presenta a nivel nacional y por ello es habitualmente objeto de trabajo e investigación por profesionales de la Espeleología. Esta misma semana se ponía en marcha en el cercano municipio de Chillarón, en Cuenca, un Centro Deportivo de Espeleología y Montaña en el que se podrán realizar prácticas y este inmueble de Peñalén podría complementar dicha oferta.

El albergue de Peñalén cuenta con dos plantas. En la planta baja se encuentra un amplio espacio abierto que puede ser utilizado como aula formativa. La planta superior se distribuye en tres grandes dormitorios que pueden llegar a albergar a 18 alojados, así como los baños, cocina y una sala de estar. La rehabilitación ha tenido un coste total de 57.438 euros, de los que cerca de 46.000 provienen de la convocatoria de Expresiones de Interés.

En la inauguración del edificio han estado presentes el delegado de la Junta en Molina, José Antonio Herranz, la alcaldesa de Peñalén, Esther Rubio, y varios miembros de la Federación de Espeleología de Castilla-La Mancha, que ya han manifestado su interés por hace uso de este edificio.

José Antonio Herranz ha destacado “la necesidad de destinar los recursos públicos a proyectos que supongan un impulso real a nuestros pueblos y comarcas aprovechando la riqueza de las mismas y desarrollando iniciativas que se ajusten al territorio, sus posibilidades y necesidades”. En este sentido, el delegado en Molina ha valorado que la inversión realizada en Peñalén “va a permitir poner en marcha un recurso que sumará en el desarrollo de la zona”.

jueves, 24 de septiembre de 2020

Cierre de la cueva de Basaula


 La cueva de Basaula es una cavidad horizontal de gran recorrido y muy fácil acceso.

La población de murciélago de cueva existente en esta cavidad se ha visto disminuida, puede ser que el declive poblacional sea por esta causa.

Esta cavidad se encuentra en la Reserva Natural RN-15, además de estar en la ZEC ES2200022 "Sierra de Loquiz" Decreto Foral 8/2017

Por todo lo anterior, desde el Gobierno de Navarra se ha procedido al cierre de la cueva como medida de conservación para las especies que habitan en ella. Estos trabajos han sido consensuados con el Ayuntamiento de Améscoa Baja, el Grupo Espeleológico de Estella y expertos en murciélagos y otra fauna de cuevas.

Una vez cerrada la misma, a ella únicamente podrán acceder las personas autorizadas y en las condiciones que se establezcan desde la Dirección General de Medio Ambiente y la Federación Navarra de Espeleología.

viernes, 18 de septiembre de 2020

congreso internacional


 

jueves, 17 de septiembre de 2020

Hallan el primer oso de las cavernas intacto en una cueva del ártico ruso

 


El animal extinto está completamente conservado, con todos los órganos internos en su lugar, incluido el hocico



Como si hubiera quedado congelado en el tiempo. Unos pastores de renos se llevaron una sorpresa mayúscula al descubrir en una cueva del ártico ruso un oso de las cavernas casi perfectamente preservado en el hielo. El ejemplar adulto, que murió hace al menos 22.000 años, es el primero de su especie encontrado en tan buen estado de conservación. Todos sus órganos están en su sitio e incluso puede verse su hocico. Los científicos encargados de analizar los restos están entusiasmados, ya que hasta ahora solo se habían encontrado huesos y dientes de estos osos de la Edad de Hielo. Califican el hallazgo de «importancia mundial».

«Hoy en día, este es el primer y único hallazgo de su tipo: un cadáver de oso completo con tejidos blandos. Está completamente conservado, con todos los órganos internos en su lugar, incluida la nariz», ha explicado Lena Grigorieva, una de las mayores expertas en Rusia sobre especies extintas e investigadora en el Instituto de Ecología Aplicada de la Universidad Federal del Nordeste (NEFU) en Yakutsk. Por ese motivo, creen que quizás puedan encontrar ADN del depredador.

El cuerpo del animal apareció en la isla Gran Liajovski, localizada entre el mar de Láptev y el mar de Siberia Oriental, en el norte de Rusia. Será analizado por los científicos de NEFU, a la vanguardia de la investigación sobre mamuts lanudos y rinocerontes extintos. Además, invitarán a colegas internacionales a unirse al estudio.

El oso de las cavernas (Ursus spelaeus) es una especie o subespecie prehistórica que vivió en Eurasia en el Pleistoceno medio y tardío y se extinguió hace unos 15.000 años. El análisis preliminar sugiere que el ejemplar recién descubierto tiene entre 22.000 y 39.500 años.
Clonación

«Es necesario realizar un análisis de radiocarbono para determinar la edad precisa del oso», ha dicho el investigador principal Maxim Cheprasov, del laboratorio del Mammoth Museum en Yakutsk. No solo eso. El equipo prepara un programa para su estudio integral que comprende diferentes métodos modernos de investigación científica, como la genética molecular, celular y microbiológica.

«La investigación está planificada a una escala tan grande como en el estudio del famoso mamut de la isla Pequeña Liajovski», afirma Grigorieva. Se refiere a los restos magníficamente conservados de un mamut que vivió hace 28.000 años, al que los científicos llaman cariñosamente «Buttercup» y sobre el que se estudió la posibilidad de clonación.

Según explican los investigadores, en los últimos años se han realizado importantes descubrimientos de mamuts, rinocerontes lanudos, potros de la Edad de Hielo y varios cachorros de león cavernario a medida que el permafrost se derrite en Siberia

miércoles, 16 de septiembre de 2020

Nou dies sota terra

 




David Palmada 'Pelut', Un manresà acompanyat del valencià Ernesto Berenguer, ha dut a terme aquesta inèdita gesta en un forat de 436 metres completament vertical descobert fa només quatre anys








El manresà David Palmada, conegut com a Pelut, membre del Centre Excursionista Montserrat, reconegut escalador de grans parets i d'escalada tècnica, ha sumat una gesta inèdita al seu extens currículum. A Cantàbria, a Ruesga, conjuntament amb el valencià Ernesto Berenguer, ha dut a terme el que han anomenat «Black Hole Project», descendint a un gran pou descobert fa uns quatre anys per uns espeleòlegs càntabres. L'anomenat Gran Pou MTDE es tracta del forat vertical més profund d'Espanya i un dels deu pous més grans del planeta, amb 436 metres completament verticals. «És com descendir al mateix infern», apunta Palmada.

Normalment, en espeleologia, el més normal és descendir amb una corda i tornar a pujar per la mateixa corda, però el Pelut i el seu company van voler fer un pas més enllà i fer-ho escalant, com si d'una gran paret es tractés. Segons Palmada, «és com si estiguéssim escalant el Naranjo de Bulnes però sota terra, amb foscor, una gran humitat, amb vuit o nou graus de temperatura i tot ple de fang. Ara bé, l'experiència, certament molt arriscada, va ser brutal», reconeix el manresà.

Nou dies sota terra

En total van ser quinze dies d'activitat i nou sota terra, completament incomunicats i allunyats del món i de qualsevol contacte humà. En l'expedició, Palmada i Berenguer tenien el suport del grup de rescat de la línia vertical, el qual, a més a més d'estar les 24 hores del dia en alerta, també havia d'entrar en acció en el cas que el dia pactat de sortida els dos escaladors no estiguessin ja fora del pou, per tal de no haver de recór-rer a cap altre tipus d'ajuda externa, de manera que era un equip completament autònom.

La logística d'un projecte com aquest és molt important. Cal baixar fins al fons més de 300 kg de material (amb el menjar per a tots els dies inclòs i també per fer el bivac a la paret, entre molts altres elements). Per a aquest treball, David Palmada i Ernesto Berenguer van comptar amb el suport d'Enrique Osiel i David Aragón. Tots quatre van passar la primera nit junts, i van fer algunes fotos i un vídeo de l'escalada. Segons Palmada, «en un projecte com aquest, el millor és ser tres, perquè en el cas d'un accident, una persona es pot quedar amb el ferit i l'altra pot sortir a demanar ajut. En aquest cas no era possible i per això amb l'Ernesto vam fer un pacte que si passava alguna cosa a un dels dos expedicionaris, i després de fer tot el possible, l'altre sortiria a fora per demanar auxili, amb totes les conseqüències que això podia comportar, acceptant el repte i el compromís. En aquest tipus d'activitats, és molt fàcil que passin coses, pedres, caigudes, etc. Per això has de tenir molt clara l'estratègia i jugar-te-la a una carta, essent conseqüent amb els teus actes. En això radica en certa forma la màgia de l'aventura. Sortir de la teva zona de confort ho fa més interessant. Ha estat una escalada pionera a escala mundial; ens ha ensenyat que les ganes d'enfrontar-te a les teves pors i l'afany per experimentar noves sensacions no tenen límits».

domingo, 13 de septiembre de 2020

La España rupestre



Un viaje por el norte de España a través de su arte rupestre

En total son 10 cuevas las que forman parte de este conjunto Patrimonio de la Humanidad. Los estados de conservación son variables pero entre todas podemos apreciar por qué Cantabria se puede considerar el corazón del arte rupestre español. Aunque Altamira sea la más espectacular las demás no se quedan atrás. Si quieres visitarlas tienes toda la información sobre horarios y tarifas en Cuevas Prehistóricas de Cantabria.

  • Cueva de Altamira, en Santillana del Mar

Altamira marca la diferencia ante todas las demás por el tamaño, la calidad y el estado de conservación de sus obras. Sus bisontes la han convertido en la ‘Capilla Sixtina’ del arte rupestre y prácticamente no necesita presentación. Quizá te interese saber cómo visitar Altamira.

  • Cueva de Chufín, en Rionansa

Es una cueva de pequeño tamaño pero es conocida por los profundos grabados y las pinturas rojas que aparecen en su roca, donde se distinguen bóvidos, ciervos y caballos. Así como multitud de símbolos.

  • Cueva de Hornos de la Peña, en San Felices de Buelna

Aunque destaca una curiosa representación antropomórfica son los animales grabados en la roca los que se llevan el protagonismo, al menos en cuanto a número y calidad. Son grandes y de concepción naturalista, donde vemos caballos, bisontes, uros, cabras, ciervos y un bisonte.

  • Cueva de El Castillo, en Puente Viesgo

Además de haber animales plasmados en sus paredes, junto a algunos humanos, en la cueva de El Castillo destaca un gran número de manos en negativo, más de cincuenta. Estaríamos ante pinturas que pueden superar los 40.000 años de antigüedad.

  • Cueva de Las Monedas, en Puente Viesgo

Se encuentra a poco más de 600 metros de la cueva de El Castillo y ambas pueden conocerse en una misma visita. Aquí veremos las siluetas en negro de diversos animales. Su nombre le viene dado por un lote de monedas de la época de los Reyes Católicos encontrado en su interior. 

  • Cueva de La Pasiega, en Puente Viesgo

Una cueva larga, con una galería conocida de 120 metros, donde se suceden diferentes salas. Hay pinturas y grabados de diferente índole, tanto con signos abstractos como representando animales como ciervos, caballos o bóvidos. 

  • Cueva de Las Chimeneas, en Puente Viesgo

El nombre le viene por la propia forma de la cueva, donde dos pisos han quedado unidos por chimeneas cársticas. Aquí hay animales y símbolos cuadrangulares, pero los ciervos silueteados en negro son las representaciones más destacables. 

  • Cueva de El Pendo, en Camargo

En El Pendo encontramos ‘El friso de las pinturas’, un panel de 25 metros de largo en el que se agrupa una veintena de figuras pintadas en rojo, donde destacan hasta doce ciervas, una cabra, un caballo y otras formas. 

  • Cueva de La Garma, en Omoño

En esta localidad del ayuntamiento de Ribamontán al Monte han encontrado restos humanos, e incluso de un león de las cavernas, pero también representaciones artísticas. Las hay grabadas y también marcadas mediante pigmentos, representándose diferentes cuadrúpedos herbívoros, como ciervos, así como manos humanas.

  • Cueva de Covalanas, en Ramales de la Victoria

Fue descubierta en 1903 y es una cueva de pequeño tamaño. Encontramos diferentes figuras pintadas en rojo, sobre de todo de ciervas, muy numerosas. También hay un caballo y un uro, además de otras figuras difícil de identificar.

Cuevas de arte rupestre en Asturias

De todas las curvas consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en Asturias encontramos cinco de ellas. En todas ellas veremos representaciones artísticas prehistóricas y muchas pueden ser visitadas, para saber cómo puedes informarte en Turismo de Asturias

  • Cueva de Candamo, en Candamo

También se conoce como la Cueva de la Peña y fue descubierta en 1914. Se divide en varias salas y galerías, en una de ellas destacan los grabados y en otra las pinturas. En un pequeño espacio conocido como ‘El Camarín’ es donde encontramos la representación de caballos y un uro. 


  • Cueva de Tito Bustillo, en Ribadesella

Es la cueva más conocida de Asturias y una de las más importantes de la Cornisa Cantábrica. Su repertorio pictórico se reparte en 11 conjuntos, donde destacan bóvidos, bisontes, ciervos y caballos en colores negros, rojos y violetas.


  • Cueva de La Covaciella, en Cabrales

La de Covaciella no es visitable, aunque existe un aula de interpretación, y sus pinturas mantienen un fantástico estado de conservación al haber estado la cueva sellada durante miles de años. La definición de sus bisontes es sencillamente espectacular.

  • Cueva de Llonín, en Peñamellera Alta

La de Llonín no es visitable pero alberga más de un centenar de figuras representadas. Hay cabras, un bisonte, un cuerno de reno y sobre todo ciervos, muchos ciervos. En 1957 la cueva fue utilizada para la fermentación de quesos de Cabrales, pero las pinturas no fueron identificadas como prehistóricas hasta 1971.

  • Cueva del Pindal, en Ribadedeva

Se ubica junto a la desembocadura del río Cares y aunque tiene una longitud de unos 600 metros solo se visitan los 300 primeros. Hay ciervos, caballos y bisontes, pero también algo totalmente diferente: un pez y un mamut.

Cuevas de arte rupestre en País Vasco

En el País Vasco, repartidas entre Vizcaya y Guipúzcoa, hay tres cuevas con arte rupestre reconocidas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Puedes ampliar información sobre ellas en Turismo de Euskadi.

  • Cueva de Santimamiñe, en Cortézubi

La cueva esconde una enorme cantidad de representaciones artísticas, entre las que entre otros animales destacan las figuras de 32 bisontes, siete cápridos, seis caballos, un ciervo y un oso. Se ofrecen recorridos guiados

  • Cueva de Ekain, en Deva

Una cueva conocida por sus numerosos y meticulosos caballos, de los que se cuentan casi una veintena, aunque también encontremos bisontes y osos. Está cerrada al público pero existe una réplica que sí puede ser visitada

  • Cueva de Altxerri, en Aya

Es una de las más importantes de toda la Cornisa Cantábrica y es que las representaciones que encontramos en ella son numerosas: 68 bisontes, 7 renos, 6 cabras, 5 caballos, 4 peces, un ciervo, un oso y una serpiente. Uno de sus bisontes es considerado una de las figuras más grandes del arte paleolítico con sus cuatro metros de largo y dos de alto.

jueves, 10 de septiembre de 2020

El mundo se ahoga en plásticos, la humanidad devasta el Amazonas


El mundo se ahoga en plásticos, la humanidad devasta el Amazonas y las fotos dan testimonio de ello

Antes de que un microscópico virus lograse paralizar la actividad de medio mundo, un movimiento multitudinario y rejuvenecido, el de la lucha contra el cambio climático, ocupaba portadas y abría telediarios. Ahora ya no lo hacen, pero sus razones permanecen, desde la deforestación del Amazonas hasta el calentamiento de los océanos, y el fotoperiodismo, testimonio silencioso de los principales conflictos del planeta, da testimonio de ello. 

El certamen de fotografía 'Visa pour l’Image' de Perpiñán, que desde hace 32 años expone por las calles de esta ciudad los mejores reportajes gráficos del mundo, no ha dejado que el coronavirus cancelase su cita. Del 29 de agosto al 19 de septiembre exhibe un total de 20 exposiciones entre las que destacan, esta vez, un buen número dedicadas al cambio climático o atravesadas por este fenómeno que afecta a todo, desde una pequeña familia de lobos en Yellowstone hasta la petroquímica más grande de la Europa Occidental, ambas retratadas en esta edición.

La planta química Sasol, de propiedad sudafricana, dentro de la petroquímica Augusta-Priolo, la más grande de Europa, en Sicilia. En Italia, algunas emisiones no se han regulado, por ejemplo. hidrocarburos distintos del metano, el sulfuro de hidrógeno y los compuestos orgánicos volátiles

Visa pour l’Image tendrá lugar pese a todo", proclamaba en mayo su director, Jean-François Leroy, cuando se llegó al acuerdo para mantener el certamen, eso sí, con más proyecciones virtuales, distanciamiento y aforos reducidos. "En tiempos tumultuosos en los que la frontera entre las opiniones y los hechos se desdibuja cada día un poco más", reivindicaba Leroy, el fotoperiodismo puede aportar su esencia: "Profundidad, matiz y perspectiva".


El plástico avanza, los árboles retroceden

Cada minuto se compran en el mundo un millón de botellas de plástico que acaban en vertederos o, mucho peor, en el mar. Los microplásticos han llegado hasta el Ártico, en el océano y en la nieve, y al estómago de miles de aves marinas. "Ahora, décadas después de un uso excesivo, el planeta se está literalmente hundiendo en plástico", explica James Whitlow Delano, autor de la galería Drowning in plastic, multipremiado fotoperiodista y reciente creador de la campaña 'EverydayClimateChange', que anima a colgar fotos del cambio climático en Instagram.

Un minero que regresa a casa a lo largo de un precipicio lleno de desperdicios de plástico de un solo uso. La Rinconada, Perú

Afincado en Japón, Delano ha retratado desde los vertederos de la Chennai, en India, hasta la basura que cubre metros y metros del río Estero de Vitas junto a la bahía de Manila, en Filipinas. Su trabajo se acerca también a las minas de La Rinconada, en los Andes peruanos, donde toneladas de desperdicios y bolsas de pástico escoltan a los mineros que van a trabajar en busca de oro.

También en América Latina, otra de las grandes heridas por las que sangra el clima: la selva del Amazonas. Su deforestación alcanzó solo el año pasado los 9,762 kilómetros cuadrados –parecido al tamaño de Asturias–, y ese zarpazo humano a su vegetación supuso un aumento del 29% respecto al curso anterior. Datos que, de nuevo, se entienden mucho mejor junto a imágenes como las que tomó el fotógrafo Victor Moriyama en 2019. 


Los agricultores de soja han quemado bosques para expandir su superficie. Cerca de Porto Velho, estado de Rondônia

"La expansión de las tierras agrícolas para la ganadería es el factor principal de la destrucción del bosque, y cuenta con el respaldo de políticos poderosos en el Congreso Nacional de Brasil. Existen también actividades mineras ilegales, apoyadas por el presidente Bolsonaro, que ha presentado un proyecto de ley para permitir la minería y operaciones hidroeléctricas en indígenas tierra", denuncia el fotorreportero, que dedicó dos meses y medio a este trabajo en una investigación para The New York Times.


Los soldados brindan seguridad a los bomberos. Durante los incendios, los secuaces que actúan bajo las órdenes de los granjeros intentan intimidar a los bomberos y guardabosques


El clima devuelve el golpe, desde la India hasta los Mohana

El cambio climático tiene unos costes que, a menudo, parecería que no alcanzan todavía a perjudicar la vida humana. Pero no es así. El problema es que quienes más sufren sus consecuencias puede que no sean los mayores causantes del calentamiento global. 

Un ejemplo de ello se encuentra en la India, con la evolución de los monzones. Estas lluvias estacionales son cada vez más irregulares y extremas, lo que en 2019 provocó que fallecieran hasta 1.600 personas por inundaciones. Pero también hay más períodos de sequía.

El agua se ha secado, dejando solo la tierra agrietada. Los lugareños dicen que hace algunas generaciones, con lluvias monzónicas constantes, la ecología de la zona era muy diferente. Charam, Uttar Pradesh, India, junio de 2019

"En Chennai, donde los grifos de las cocinas permanecen secos durante meses, las mujeres corren escaleras abajo con coloridas garrafas de plástico cuando escuchan el camión del agua detenerse en su manzana", relata con todo detalle el fotógrafo Bryan Denton, que trabaja también para The New York Times.

Denton añade sin embargo que no todo es culpa del cambio climático, puesto que, en su opinión, en la crisis india del agua el gobierno ha tenido mucho que ver. "Décadas de codicia y mala gestión son mucho más culpables. Los frondosos bosques que ayudan a contener las lluvias continúan talándose. A los promotores se les da luz verde para asfaltar arroyos y lagos. Los subsidios gubernamentales fomentan la sobreextracción de aguas subterráneas", enumera el fotorreportero. 

Un camión cisterna que distribuye agua en Mylapore, un barrio del centro de la ciudad. Chennai, India, octubre de 2019. octubre

Y de los millones de indios a la historia de los últimos Mohana, contada gráficamente por Sarah Caron en Le Figaro Magazine. Una comunidad milenaria cuya cultura y tradición está en peligro, según Caron, que se centra en los que viven en la única aldea flotante que queda en el lago Manchar, al sur del Pakistán. La contaminación industrial ha acabado con su actividad pesquera, escasean los alimentos, hay más inundaciones y los que eran nómadas han acabado abandonando su estilo de vida y se han asentado a la orilla del lago, "formando aldeas hechas de barro y cañas". 

El lago Manchar, un vasto lago de agua dulce (350 km²) tiene solo cuarenta casas flotantes donde todavía viven familias Mohana, rodeadas de aves que son mascotas y compañeros de pesca, y también entrenadas para atraer aves que migran de Siberia.

"Mis fotografías son un testimonio del final del paraíso en la tierra donde los humanos y la naturaleza ha estado viviendo en armonía durante miles de años", resume Caron, en lo que podría ser el broche a su exposición y de tantas otras en este certamen. Un festival que tampoco olvida los otros dos grandes acontecimientos de 2020. La pandemia, evidentemente, y los disturbios contra el racismo y la violencia policial en Estados Unidos, dos exposiciones colectivas.

Sobre la foto que encabeza el reportaje: "El plástico y la basura cubren la superficie del agua del río Estero de Vitas, luego arrojada a la Bahía de Manila, a pocos kilómetros de distancia, y luego al Mar de China Meridional. Tondo, Manila, Filipinas" © James Whitlow Delano