.

.

viernes, 6 de enero de 2017

435 metros verticales



Descubren el mayor pozo vertical de España en Ruesga, Cantabria







Desde principios del año 2016, los grupos Espeleo Club Ábrigu y el Club Cántabro de Exploraciones Subterráneas han realizado trabajos de exploración e investigación en la Zona del Macizo kárstico del Porracolina. 

El macizo Kárstico del Porracolina pertenece a la cordillera montañosa de la montaña Oriental de Cantabria. Este accidente geográfico se ubica en el extremo oriental de la Cordillera Cantábrica, cubriendo las cabeceras de los ríos Pas, Miera y Asón. Comprende los macizos de Castro Valnera al suroeste, del Alto Asón en el sector central y de la Sierra de Hornijo sobre el extremo nororiental, y el Parque Natural de Collados del Asón. Se trata de un macizo altamente karsticado, que intersecta diferentes estratos calizos con varios estratos de areniscas y materiales impermeables. Los estratos de esta zona montañosa tienen un buzamiento Sur- Sur Este.

La morfología del pozo es en forma de chimenea, con una base muy ancha y una cabecera con una sección reducida. El pozo tiene una sección que tiende a ser cilíndrica y con paredes lisas algo extraplomadas. 

El pozo termina en la Sala Maldita de la Torca del Tejón, algo que ya sospechábamos debido a la cercanía de esta cavidad. De esta sala, los catalanes del G.E.Rubí, no habían conseguido continuar excepto por la vía escondida que desciende hasta -501 m. Sucesivos ataques a la torca nos confirman diversas posibilidades de continuación, que actualmente se encuentran en fase de exploración, no habiendo alcanzado de momento las tan ansiadas galerías.


Tiene una profundidad de 435,92 metros.
 
Es el pozo vertical más grande de España y uno de los más profundos del mundo. 


La exploración se realizó durante los meses del pasado verano, aunque la primera proyección tuvo lugar en primavera, poco después de descubrir una serie de nuevas torcas en la zona, en una de las cuales comprobaron la existencia de una «pequeñísima» boca con «un soplo de aire».

El espeleólogo Luisiano Sedano ha explicado que, después de remover escombros y piedra, dieron con una entrada que les hizo suponer que había tras ella una gran cavidad.



El pozo se encuentra muy cerca de la torca del Tejón, cuyo pozo de Los Pasiegos, con 346 metros de caída vertical, ostentaba hasta ahora el récord en la península, puesto que el dado hoy a conocer supera en casi 100 metros esa profundidad.

Este grupo de espeleólogos ha necesitado hasta, cuatro días para poder instalar los anclajes y equipos necesarios, «colocados cada 15 ó 20 metros», para poder «atacar» y culminar la exploración y llegar hasta el fondo de la cavidad, algo que ha requerido el uso de casi 600 metros de cuerda.




Una tarea laboriosa, no exenta de esfuerzo y complicaciones, como las caídas de agua «constantes» a lo largo del recorrido o tratar de encontrar la manera de esperar suspendido tanto tiempo de las cuerdas, tal y como explica Luisiano Sedano, quien ha considerado «un regalo» y «algo excepcional» el hallazgo. 



El descenso, una vez realizado todo el montaje de los anclajes y equipos, se tarda en realizar en torno a una hora y media, frente a las tres horas para salir, si se afronta a «un ritmo fuerte», según ha remarcado Sedano.

Para tratar de «hacerse una idea» de la profundidad de este basta señalar que equivale a casi vez y media la altura de la Torre Eiffel de París o la de las desaparecidas Torres Gemelas de Nueva York.





Llevará el nombre de «Gran Pozo MTDE», en reconocimiento a la empresa de venta y diseño de material de espeleología, situada en Ramales de la Victoria, que ha colaborado con los dos clubes para poder llevar a cabo la exploración, aportando medios y materiales.

En la categoría de pozos interiores de caída libre, estaría en segunda posición mundial, tras la sima de Velebita, en Croacia

Según las clasificaciones internacionales, este pozo entraría en la lista de los diez pozos verticales más profundos del mundo, y dentro de la categoría de pozos interiores de caída libre, estaría en segunda posición mundial, tras la sima de Velebita, en Croacia, con 513 metros, y justo por delante de los 424 metros de la sima de Baiyu Dong, en China.

A partir de ahora, y dado que la cavidad continúa en exploración, «profundizando algo más», el objetivo a corto y medio plazo es poder «unirla» con otras de la zona, tratando de dar forma a un complejo sistema de galerías y pozos de varias decenas de kilómetros y que este grupo de espeleólogos tiene la intención de seguir explorando.



desautorizamos el acceso a la cavidad 
debido a que sigue en exploración

martes, 29 de noviembre de 2016

Espeleología cubana, de sus aportes a la historia y la ciencia


Con más de seis décadas de experiencia, el grupo espeleológico Samá -así nombrado por su lugar de creación- de la provincia de Sancti Spíritus, ha develado hallazgos únicos para la historia y la ciencia cubanas.






Entre sus descubrimientos sobresalen la cueva más profunda de la isla, la caverna ubicada a mayor altitud, la estalagmita más grande, y la identificación de numerosos restos fósiles de especies que habitaron Cuba hace miles de años.

De sus expediciones a las alturas de Guamuhaya -ubicadas en la parte central del país- también han resultado hallazgos como el de una caverna que sirvió de armería en las guerras de independencia.

Las investigaciones de este grupo de aficionados a la ciencia también reveló en mayo de 2013 el sitio exacto donde en 1514 se estableció la cuarta villa creada por los españoles en Cuba, nombrada como del Espíritu Santo.

El estudio ubicó la fundación de Sancti Spíritus a siete kilómetros de su emplazamiento actual, en un paraje conocido como Polo Viejo.

Allí se encontraron unas tres mil evidencias arqueológicas, aborígenes o coloniales, que probaron la existencia de elementos de transculturación y confirmaron el lugar exacto del establecimiento de la localidad tras cinco años de búsqueda.

SAMÁ: SUS GÉNESIS Y DEVENIR

Según el actual director del grupo, Alejandro Romero Emperador, la idea primigenia del proyecto surgió en 1954 por iniciativa de su padre, Manuel Romero, aficionado a la espeleología desde joven.

'El nombre de Samá surgió porque cuando se constituyó el grupo una de sus primeras incursiones fue a Boca de Samá, pequeño poblado de Holguín -al oriente de Cuba'-, rememora Romero Emperador.

En aquel entonces, el proyecto se componía de unos pocos amigos y familiares originarios de esa provincia que se interesaron en la zona por su cercanía al mar y a otros sitios de interés arqueológico como el Chorro de Maíta, en el municipio Banes.

Según Romero Emperador, quien actualmente se desempeña además como el Presidente de la Sociedad Espeleológica de Cuba, el término Samá tiene su origen en la lengua aborigen y, según una leyenda local, así se nombraba el cacique de la zona.

'El grupo continuó su labor de buscar y guardar piezas arqueológicas hasta que después del triunfo de 1959 conocimos a través del antropólogo y profesor Manuel Rivero de la Calle, a Antonio Núñez Jiménez', dijo a Prensa Latina.

'Cuando conocimos a Núñez Jiménez, se desempeñaba como director ejecutivo del Instituto Nacional de Reforma Agraria, presidido por Fidel Castro, pero su prestigio provenía fundamentalmente de sus estudios de la Cuba subterránea'.

Este profesor, considerado el padre de la Espeleología Cubana y el Cuarto Descubridor de Cuba -antecedido por Cristóbal Colón, Alejandro de Humboldt y por Fernando Ortiz- había fundado desde 1940 la Sociedad Espeleológica de Cuba.

Autor de más de 190 textos y mil 600 artículos, Núñez Jiménez se sitúa como el mayor exponente de esas áreas de la ciencia, lo que mereció que, luego de su muerte, la Fundación de la Naturaleza y el Hombre agregara a su título el nombre de este eminente científico.

Por su vinculación con el grupo Samá, visitó varias veces, junto con sus integrantes, la zona de Guamuhaya, macizo montañoso que se extiende por las provincias de Cienfuegos, Sancti Spíritus y Villa Clara, en el centro de Cuba, y los incorporó en la referida Sociedad.

'Núñez insistía en que esa zona apenas había sido explorada, sobre todo las alturas de los Cimarrones, donde las elevaciones son muy verticales y el agua se escurre hacia los sumideros y de ahí a sistemas de cuevas, (pues) no existe otro drenaje'.

A partir de entonces, Romero Emperador y los integrantes de Samá comenzaron a visitar anualmente la Sierra de los Cimarrones, comenzando por el Sur, cerca de la playa de Yaguanabo en el territorio de Cienfuegos.

'Próxima a esa zona descubrimos la estalagmita más grande del mundo, en la cueva Martin Infierno, en 1967, magnitud que me confirmaron en 1970.

'Continuamos estudiando la zona y cuando llegamos a Cuatro Vientos, también en Cienfuegos, encontramos las dos cavernas más profundas de Cuba, una con más de 440 metros de profundidad, nombrada Cuba-Hungría, y otra con 258 metros'.

Samá está formado actualmente por una veintena de aficionados a la espeleología, entre jóvenes y experimentados.

'Algunos de los integrantes están más preparados en arqueología y otros en arte rupestre, como yo', añadió.

Hace varios años, Samá visita el Pico de San Juan en sus expediciones a Guamuhaya, donde en tres ocasiones se reconocieron igual número de cuevas establecidas como las de mayor altura de Cuba.

'Primero fue la Furnia de los Perros, ubicada a mil 29 metros sobre el nivel del mar, pero en 2016 descubrimos una de mil 56 y este año hallamos la nombrada A6, ubicada a mil 123 metros', destaca.

En un balance general, Romero Emperador asegura que sus incursiones por Guamuhaya se realizan desde hace más de cinco décadas, mientras que visitan Los Cimarrones desde hace 16, a razón de una excursión por año.

'Este año realizamos la expedición número 16 a la Sierra de Los Cimarrones y, si sumamos bien, hemos encontrado unas 336 cuevas en 52 años de trabajo en la zona.

'Además, en todas las expediciones han aparecido restos fósiles de animales y en esta ocasión surgieron restos de almiquí, pero no de la especie que conocemos, sino de otra que no evolucionó'.

Los restos de especies animales y vegetales detectadas en Guamuhaya por Samá incluyen especies como el nexophonte, animal similar a las musarañas; el megalon, el aclaton, el neomus; y varias especies de arañas y mariposas.

Desde el punto de vista paleontológico estos hallazgos han podido demostrar hechos científicos: 'Hemos detectado más de 11 especies de arañas nuevas para le ciencia cubana, así como plantas parasitarias como curujeyes y también mariposas no conocidas', concluye el especialista.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Condenado Victorino Alonso



Condenado 
Victorino Alonso 
a dos años y medio de prisión por la destrucción de la Cueva de Chaves





Además tendrá que pagar 25 millones de euros de indemnización por los destrozos en este patrimonio de Huesca
 El empresario leonés, Victorino Alonso, ha sido condenado a dos años y medio de prisión y al pago de una indemnización de 25,5 millones de euros por la destrucción del yacimiento neolítico de la Cueva de Chaves en la provincia de Huesca. Así mismo, el juez hace responsable subsidiario a la empresa Fimbas -propietaria del coto de Bastarás- del pago de la indemnización.
 La sentencia dictada por el titular del Juzgado de lo Penal número uno de Huesca , absuelve a Alonso del delito medioambiental que le imputaba Ecologistas en Acción y le obliga al pago de las costas del juicio.
Para el juez queda acreditado que, sin previa comunicación ni autorización de la Dirección General de Patrimonio Cultural y sin ponerlo en conocimiento del director de las excavaciones, Vicente Baldellou, Victorino Alonso ordenó vaciar la cueva y colocar comederos y abrevaderos para la cría de cabras.
El material se utilizó, además, para la construcción de un dique de contención de aguas cercano a la cueva.Los trabajos ordenados por Victorino Alonso, según la sentencia, ocasionaron el arrasamiento y destrucción de la práctica totalidad de los niveles arqueológicos de cronología neolítica que se encontraban en la Cueva de Chaves, extremo que consta en el atestado elaborado por la Guardia Civil, así como en el informe pericial del arqueólogo de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la DGA e incluso en el informe pericial de la defensa, donde se admite como incuestionable la producción de una importante afección en el depósito arqueológico de la Cueva de Chaves.
Cabe destacar la cuantía de la indemnización que impone el juez a Victorino Alonso o, en su defecto, a Fimbas. Aunque el informe que elaboró el Director de las excavaciones de Chaves, Vicente Baldellou, cifró lo destruido en 50,9 millones de euros, la multa aplicada se ha rebajado a la mitad, al entender el juzgador que la DGA hizo dejación de sus obligaciones de protección y señalización.
La sentencia dice “que teniendo en cuenta que la Cueva de Chaves era posiblemente uno de los dos yacimientos neolíticos más importantes de la Península Ibérica, resulta censurable e inexplicable que la cueva no contara con una protección específica, es decir, que no existiera una resolución que la declarara expresamente como Bien de Interés Cultural”
Por todo ello, el juez entiende que Victorino Alonso García fue “autor penalmente responsable de un delito sobre el patrimonio histórico, previsto y penado en el artículo 323 del Código Penal conforme a la redacción anterior a la LO 1/15, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad penal, a las penas de DOS AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN y a la INHABILITACIÓN ESPECIAL PARA EL DERECHO DE SUFRAGIO PASIVO DURANTE EL TIEMPO DE LA CONDENA, debiendo indemnizar a la DGA en la cantidad de 25.490.805 euros, cantidad de la que responderá subsidiariamente la empresa Fimbas S.A y debiendo satisfacer las costas de este proceso, quedando absuelto del delito contra el medio ambiente que se le imputaba”

domingo, 25 de septiembre de 2016

A juicio el expolio de la cueva de Chave


El antes y un despues de una joya neolítica en  Huesca





La Fiscalía solicita para el empresario Victorino Alonso una condena de dos años y ocho meses de prisión y una indemnización de 14,3 millones


El Juzgado de lo Penal número 1 de Huesca acoge el juicio contra el empresario del carbón Victorino Alonso, acusado de dos presuntos delitos contra el patrimonio y contra el medio natural, por la destrucción de la Cueva de Chaves, considerada el más importante yacimiento neolítico de la Península Ibérica. Se encontraba en el pueblo deshabitado de Bastarás, convertido en coto de caza, dentro del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, en el Pirineo aragonés.

En sus declaraciones ante el juez, Alonso ha reiterado que desconocía la existencia del yacimiento. Ha culpado de lo ocurrido al Gobierno de Aragón por "la dejadez absoluta" en que estaba el yacimiento y no tenerlo bien señalizado. También al responsable de las excavaciones Vicente Valdellou, ya fallecido, quien pidió que se limpiara la cueva y, según Alonso, pudo inducir a error al administrador del coto, pues el palista limpió más de lo debido. El empresario minero ha indicado que él no daba órdenes porque "no era nadie" en la empresa que gestionaba el coto de caza, Fimbas, ni en la que realizó las obras, Ferpi, aunque ambas pertenecían al conglomerado de sus empresas.
La Fiscalía pide dos años y ocho meses de cárcel

La Fiscalía solicita para Alonso una condena de dos años y ocho meses de prisión y reclama una indemnización de 14,3 millones. En el capítulo de indemnizaciones llega al tope fijado por el juez, 50,9 millones de euros, que es la cantidad económica que consta en el primer informe que realizó en su día el director del Museo de Huesca y responsable de las excavaciones, Vicente Baldellou, ya fallecido. La defensa del acusado ha solicitado el sobreseimiento del caso al considerar que han prescrito los delitos de los que se le acusan, pero el juez ha rechazado la petición y le ha emplazado al momento de la sentencia.

Varios miembros de Ecologistas en Acción, organización que ejerce la acusación particular, han recibido al empresario a las puertas del Palacio de Justicia de Huesca con varias pancartas de protesta con el lema "Victorino no olvidamos". La confederación ecologista pide dos condenas de tres años de prisión como presunto responsable de un delito contra el patrimonio y de otro contra el medio ambiente. Pablo Malo, abogado de Ecologistas en Acción, ha mostrado su confianza en que los testigos ratifiquen su anterior testimonio, que indica que fue Alonso quien dio la orden de demoler el yacimiento.

Por su parte, Acción para la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa) reclama para el empresario tres años de prisión, multa de 288.000 euros y el pago de una indemnización de 50,9 millones de euros. Belén Belloqui, de Apudepa, ha destacado la "importancia y espectacularidad del yacimiento, un asentamiento que recoge la primera comunidad agrícola en Aragón, de los inicios del neolítico".

La representación legal del Gobierno de Aragón se postula únicamente como "actor civil" y reclama el pago de la indemnización de 50,9 millones, y, subsidiariamente, la de 14,3 millones establecida en el segundo de los informes periciales presentados.


2.247 metros cúbicos de sedimentos

En su declaración en 2012 como imputado, Alonso ya negó su relación con la gestión de coto y que conociera la existencia de la cueva, pero en el auto judicial se afirma que el empresario "tomaba las decisiones" de la sociedad Fimbas y que sabía tanto de la presencia del yacimiento como que "cualquier actuación en la cueva requería el imprescindible permiso de la Dirección General de Patrimonio".

Sin embargo, en 2007 se realizaron obras de acondicionamiento, ampliación y creación de pistas de más de ocho metros de anchura, una hasta la puerta de la cueva, así como represas y un embalse en los cursos de agua existentes en la finca de Bastarás. Según el auto, la empresa Ferpi Transportes y Obras, contratada por Fimbas, utilizó medios mecánicos de gran tonelaje para retirar unos bloquescaídos del techo de la cueva "que protegían y sellaban los niveles arqueológicos subyacentes". Es más, asegura que el yacimiento quedó afectado "de forma irreversible" al extraer 2.247 metros cúbicos de sedimentos. De ellos, 1.017 correspondían al nivel arqueológico del Neolítico y tenían un valor de 14.311.640,86 euros.
Importante yacimiento neolítico

El yacimiento neolítico de la Cueva de Chaves estaba considerado uno de los dos más importantes de la Península Ibérica, junto a la cueva de Or en Valencia. Las excavaciones arqueológicas se iniciaron en 1975 y tan solo se había excavado una pequeña parte de su superficie. No obstante, se habían encontrado ya desde un enterramiento de más de 6.000 años de antigüedad (un adulto que incluso conservaba un inusual anillo de hueso), a numerosos elementos de industria lítica, pasando por cantos rodados pintados, únicos en su género.

Hace más de 30 años un grupo de empresarios compró el pueblo deshabitado de Bastarás y su antiguo término municipal, y lo convirtió en un coto privado de caza. Vallaron su propiedad con una cerca de 20 kilómetros de longitud y soltaron en ella diversas especies de caza mayor, como ciervos, corzos y muflones. El vallado resultó polémico desde el principio, porque atraviesa cauces, zonas de servidumbre y de dominio público de diversos barrancos, porque ocupa terreno de monte público dentro del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, interrumpiendo el paso de un camino real, y porque contraviene la Ley de Caza.

A raíz de una visita en marzo de 2009 de los responsables del Museo Arqueológico de Huesca se conoció que el yacimiento había sido destruido en su totalidad, cuando todavía quedaba por excavar más del 90% del mismo. Los impedimentos para poder visitar la finca, unido a la pasividad y dejadez de las administraciones públicas en sus competencias de control y protección del patrimonio histórico -pese a su importancia, el yacimiento ni siquiera estaba declarado Bien de Interés Cultural- hicieron que no se conociera su destrucción hasta año y medio despuésde haberse producido.

domingo, 28 de agosto de 2016

Limpia tu organismo


"detox"

Uno podría creer que esto es algo que solo hacen las estrellas de Hollywood cuando se hospedan en un lujoso spa; sin embargo, todos podemos hacer un detox para mejorar nuestra salud interna y nuestro aspecto físico.

Una desintoxicación elimina toxinas del medio ambiente y sustancias dañinas del cuerpo, y además repara los daños causados por una dieta poco sana. Una depuración de una o dos semanas también puede contribuir a reestablecer el equilibrio hormonal, a menudo alterado debido al estrés.


Hablando en general, ¿quiénes podrían aprovechar los beneficios de una desintoxicación? 
En principio, todos pueden hacerlo de vez en cuando. Pero se recomienda especialmente a las personas que presentan los siguientes síntomas:
Piel manchada
Aumento de peso
Cansancio
Dolores de cabeza
Problemas digestivos
Cambios de humor repentinos
Dolor en las articulaciones

Pero también es conveniente desintoxicar tu cuerpo periódicamente como una medida de prevención.

Aquí tienes el proceso de desintoxicación:

En realidad, el proceso empieza mucho tiempo antes de la depuración. Para empezar, hay que evitar alimentos que acidifiquen tu organismo. Estos incluyen harina, leche, café, té negro, queso, carne, alcohol, comida rápida y golosinas.

Dos días antes de comenzar con la desintoxicación, come únicamente frutas y verduras para facilitarle al estómago el proceso de digestión.





El primer día, hay que hacer una irrigación de colon mediante una hidroterapia de colon. Alternativamente, también puedes usar sales de magnesio para limpiar los intestinos. Durante este tiempo, solo debes consumir alimentos naturales. Y de beber, solo agua e infusiones herbales.

Por supuesto que hay ciertos alimentos que son especialmente eficaces para depurar aquellos órganos que son responsables de eliminar las toxinas del cuerpo.

Riñones

Una depuración centrada en los riñones se basa en el consumo de mucha fruta y batidos. Además, se recomienda comer perejil, col, jenjibre, cúrcuma y semillas de calabaza.


Intestinos

Para depurar los intestinos, incluso más rápido, y facilitar aun más el proceso de desintoxicación, debes incluir en tu dieta espinacas, coles de bruselas, ajos, chía, fruta, limones, vinagre de manzana, aguacates, brócolis y té verde.

Hígado

El hígado es el órgano depurador más importante del cuerpo, y solo tenemos uno. Por lo tanto, debemos tener cuidado de no forzarlo demasiado, por ejemplo, consumiendo alcohol con mucha frecuencia o en grandes cantidades. Para desintoxicar el hígado a fondo, debes consumir ajos, granadas, remolachas, zanahorias, té verde, hortalizas de hoja verde, aguacates, manzanas, quinua, trigo sarraceno, brócolis, limones, nueces, coles y cúrcuma.



Páncreas

Para poner el páncreas nuevamente en forma, deberías comenzar el día consumiendo limón, kiwi, piña o zumo de papaya. También es conveniente aumentar la cantidad de vegetales de hoja verde ricos en vitamina B. Además, las duchas calientes y los baños ayudan a reducir el estrés.

Para potenciar la desintoxicación aun más, puedes contratar un masaje depurativo, practicar algún tipo de yoga ligera, o relajarte en la sauna. Inténtalo por lo menos una vez. Tu cuerpo te lo agradecerá.

miércoles, 24 de agosto de 2016

El desgaste de los Epis



EL FINAL DE LA VIDA ÚTIL DE UN BLOQUEADOR CROLL...





Detectar correctamente el final de la vida útil de un bloqueador CROLL en espeleología. Recientemente, hemos recibido comentarios de espeleólogos que nos informaban de un desgaste importante de su bloqueador CROLL. Después de examinar seis bloqueadores devueltos, hemos constatado que la placa inoxidable estaba perforada y que la leva estaba más desgastada más allá de los criterios definidos por Petzl para desechar el producto. Este desgaste demasiado importante puede poner al usuario en una situación muy delicada.
Las posibles consecuencias de utilizar, en espeleología, un CROLL que ha llegado al final de su vida útil.
Nuestras recomendaciones para detectar el final de la vida útil de un bloqueador CROLL y de dejar de utilizarlo inmediatamente.
Posibles consecuencias de utilizar un bloqueador CROLL que ha llegado al final de su vida útil

Bajo ciertas condiciones de utilización relacionadas con el entorno y a la gestualidad, la utilización de un bloqueador CROLL, más allá de los criterios para desecharlo, puede provocar una perforación de la placa inoxidable. Una vez iniciada la perforación, la abertura se propaga hasta llegar al borde de la placa inoxidable y crea una arista cortante que hace que el CROLL no se pueda utilizar con un bloqueador de pie: la arista viva se puede clavar en la cuerda haciendo que sea imposible el deslizamiento del CROLL y que la funda de la cuerda se pueda deteriorar.
El espeleólogo entonces puede verse obligado a dejar de utilizar inmediatamente su CROLL, cuando todavía está bajo tierra. Sin bloqueador de emergencia, la única solución es entonces ascender sin bloqueadores de pie, cuidadosamente, utilizando únicamente el pedal para no tensar la cuerda al nivel del CROLL.


Desgaste excesivo del bloqueador y consecuencia de su utilización sobre la funda de una cuerda.​
Elementos para detectar el final de la vida útil de un bloqueador CROLL

En todos estos casos, se debe dejar de utilizar el bloqueador CROLL y el producto se debe desechar.
Desgaste excesivo de la leva

Se constata por un desgaste marcado de los dientes (consulte las fotografías) o por defecto en el bloqueo.




Desgaste excesivo de la placa inoxidable

Se constata por la aparición de una garganta en la placa de refuerzo, garganta que se puede transformar en un orificio.



lunes, 11 de julio de 2016

Cuánto resiste una anilla ventral y cuándo retirar un arnés?



El test presentado a continuación fue originalmente realizado hace algunos años por la empresa americana
Black Diamond.




luego publicado en su página web, luego de la muerte accidental de Todd Skinner en el parque nacional Yosemite en California, EEUU; cuando la anilla ventral de su arnés deportivo se rompió inesperadamente. 

Creo que la resistencia de las anillas ventrales es un tema relevante incluso al día de hoy y quería traerlo nuevamente a la atención pública, especialmente a causa de que todavía recibo e-mails de diferentes personas consultándome y queriendo saber sobre todo, cuando debería retirar de servicio un arnés y cuál es la resistencia real de una anilla ventral. Aquí debajo hago lo mejor posible para responder algunas de esas preguntas, aunque en realidad en algunos casos solo presento las preguntas más interesantes, al mismo tiempo que brindo información extraoficial, incompleta y experimental que mi laboratorio de control de calidad y yo testeamos.


Cuán fuerte es la anilla ventral de un arnés de escalada?
De las instrucciones incluidas en los arneses deportivos Black Diamond (BD):
La anilla ventral de un arnés deportivo BD puede soportar 15kN (3372lbs.) de fuerza.


Requerimientos CEN:
El test requerido por la CE es un poco difícil de describir, pero básicamente la anilla ventral debe soportar 15.000 newtons (N) por un período de 3 minutos. (1Kg-fuerza equivale 9,80665 Newtons) .



Información actual del test de Black Diamond:
A pesar de que nuestro test simultáneo en la cadena de producción es de 15 KN, a menudo vemos anillas ventrales testeadas hasta más allá de los 26.700N, con un promedio histórico de más de 22.250N.


**Nota: He testeado varias anillas ventrales de otros fabricantes y todas se encuentran en el mismo rango aproximado de resistencia.

Cuál es la vida útil de un arnés?
Nuevamente, extraído de las instrucciones incluidas en los arneses Black Diamond:

CUIDADO Y MANUTENCION
Lave su arnés en agua tibia y con un ciclo de lavado para prendas sensibles. Use jabón neutro, NO use lavandina. Siempre que su arnés se moje, suspéndalo y déjelo secar lejos de la luz solar antes de guardarlo.
Los arneses NO deben entrar en contacto con materiales corrosivos como ácido de baterías, solventes, nafta, cloro o lavandina.
No permita que su arnés se vea expuesto a temperaturas superiores a 60ºC o inferiores a -62ºC.
NO cosa, repare, queme hilos sueltos, o lave las cintas con lavandina. NO modifique su arnés de ninguna forma.

ALMACENAMIENTO Y TRANSPORTE
Nunca guarde su arnés mojado o húmedo.
Guarde su equipo en un ambiente limpio y seco, fuera de la luz solar y lejos de fuentes de calor.
Mantenga los arneses y otros materiales cosidos lejos de roedores y mascotas.
El nylon en su arnés se debilitará con el paso del tiempo si no es guardado apropiadamente y éste no se encuentra libre de hongos, lejos de la luz solar (UV), temperaturas extremas u otros agentes dañinos.
Cuando su arnés no esté en uso o cuando esté transportándolo, protéjalo igualmente con una funda de los elementos.
Con un uso normal y un correcto mantenimiento, la vida útil de su arnés es de aproximadamente 3 años; Esta puede ser mayor o menor dependiendo de las condiciones de su uso y la frecuencia con la que se utilice el mismo.

Factores que reducen la vida útil:
Caídas.
Abrasiones, cortes, desgastes.
Calor.
Luz solar.
Corrosivos.

INSPECCION Y DESCARTE
Inspeccione su arnés en busca de signos de daño y desgaste antes y después de cada uso. Es de vital importancia que su arnés esté en buenas condiciones. Un arnés dañado debe ser descartado inmediatamente.
Descarte un arnés inmediatamente si:
Hay cualquier tipo de desgarro o agujero en las cintas.
Las cintas están quemadas o derretidas.
Hay alguna fibra desgarrada, o abrasión severa en las cintas.
Alguna de las costuras lineales muestra signos de desgaste.
Alguna de las hebillas metálicas está fracturada, corroída, oxidada, o simplemente está dañada y/o deformada de cualquier forma.
Las cintas están descoloridas por exposición a la luz UV.
Si un arnés se vé involucrado en una caída de factor, aunque no esté dañado de forma evidente, podría ser igualmente necesario retirarlo de forma permanente. Si usted tiene cualquier duda con respecto a la confiabilidad de su arnés, descártelo inmediatamente y reemplácelo por uno nuevo.

Siempre que retire o descarte un elemento de su equipo, destrúyalo para prevenir un futuro uso.

**Nota: La mayoría del equipo de escalada de otros fabricantes tiene advertencias, instrucciones y fechas de vencimiento similares a los productos Black Diamond.

Que podría haberle ocurrido a la anilla ventral de Todd?

La primera vez que escuché acerca de este accidente / incidente, estaba pensando en la posibilidad que no hubiera conectado realmente el ocho a la anilla ventral. Quizás estaba cansado, con toneladas de equipo, cuerdas, etc. a cuestas sobre él y cuando conectó su GriGri al arnés, simplemente erró con el mosquetón su anilla ventral y se presentó para el rappel. No podía creer que su anilla ventral se hubiera roto, porque como mencioné en el reporte de ruptura de cuerdas, soy un firme creyente de la frase “Las anillas ventrales simplemente no se rompen”. Tiene que haber habido factores externos que se involucraron en la situación; preguntas sin responder, como por ejemplo: Podría haber estado la anilla ventral de Todd TAN desgastada que colapsó solo con su peso corporal?
Podría haber sido afectada por ácidos?
Podría haber sido afectada por algún otro químico (lavandina,DEET) que causó su debilidad?
Podría haber estado tan gastada, afectada por el sol, o podrida, etc., que falló en soportar su peso corporal?
Podría haber sido afectada por algún otro factor externo que causo su colapso durante el rappel?

Información extra-oficial, incompleta, para la curiosidad.

Para satisfacer mi propia curiosidad, decidí testear varias anillas ventrales con diferentes niveles de desgaste: con cortes de hasta un 50%, de hasta 80% y cercanos a un 90%. También, con dos líneas de costura cortadas, todas las líneas de costura profundamente desgastadas en una superficie abrasiva y finalmente, la cinta en sí profundamente desgastada en una superficie abrasiva. De ninguna forma estos experimentos están completos o son concluyentes, ya que hay numerosas variables que no fueron, pero podrían ser contempladas; Por ejemplo: la construcción de la anilla ventral (2 líneas de costura vs. 4, o una capa protectora no-estructural sobre las mismas), el material utilizado (nylon vs. poliéster), el nivel de degradación por UV, factores ambientales, el desgaste previo, etc., etc.

Básicamente, los resultados mostraron lo que yo esperaba. Las anillas ventrales son robustas; realmente robustas. Para que una de ellas colapsara con el peso corporal de un individuo promedio o incluso con los pequeños impactos dinámicos que podrían producirse durante un rappel, la anilla ventral tendría que estar TAN desgastada, que parece ser muy improbable.

Debajo hay algunas fotos de las diferentes anillas ventrales testeadas (antes de que fueran traccionadas hasta su colapso) y sus resistencias obtenidas hasta el punto de corte / colapso:

Corte 50% - Un solo lado: 15.486N
Corte 75% - Ambos lados: 12.985,1N 


Corte 90% - Un solo lado: 3.467,65N

2 de 4 líneas de costura cortadas: 17.666,5N

Todas las líneas de costura (4) severamente desgastadas contra una superficie abrasiva: 23.496N



Cinta en sí severamente desgastada contra una superficie abrasiva: 21.382,5N


Todas las líneas de costura (2) severamente desgastadas contra una superficie abrasiva: 23.754,1N




Todas las líneas de costura (4) severamente desgastadas contra una superficie abrasiva 33.059,05N




Unas Ultimas Palabras
Será este incidente la causa de que cada escalador comience a utilizar dos anillas ventrales ó atar una cinta de respaldo en su arnés actual ó incluso descartar su arnés por completo y comprar uno nuevo de forma inmediata al mínimo signo de desgaste de la anilla? No debería ocurrir así. Fabricantes de reputación comprobada ofrecen en el mercado robustos y sólidos arneses, sin olvidar que hay aspectos negativos acerca de la utilización de dos anillas ventrales al mismo tiempo en algunas situaciones (como su colocación simultánea con mosquetones de carga tri-axial, etc.)

Los arneses y las anillas ventrales en particular, son super-resistentes; Sin embargo, no podemos olvidar que el equipo sufre mucho los desgastes. Cada escalador es responsable de conocer la historia de su equipo y actuar de forma acorde. Cuando la gente me pregunta acerca de equipo desgastado o que sufrió caídas de altura, o ha sufrido un evento particularmente extraño, siempre debo jugar el papel conservador de “Si hay dudas, es momento de retirarlo”, porque la última cosa en la cual uno quiere pensar cuando está a 8mts. por encima del último empotrador, es: “ Dios, me pregunto si ese es el mosquetón que deje caer la ultima vez…..”, o “Espero que mi arnés esté en condiciones para soportar esta caída de factor que voy a sufrir….”. No vale la pena tener que preocuparse. La mayoría de las veces y de forma personal, ya tengo suficientes dificultades preocupándome en tratar de no caer….

Escalen con seguridad,

Kolin Powick


Fuente: Kolin Powick (KP) es un ingeniero mecánico originario de Calgary, AB - Canadá. El posee casi 20 años de experiencia en el campo de la ingeniería y ah sido director global de control de calidad de la empresa Black Diamond desde el año 2002. Kolin siempre ha excedido los limites de test de todos los productos Black Diamond desde sus prototipos hasta la fase final de producción, empleando sistemas aleatorios de testeo (Three Sigma).

Nota del GOER: La muerte de Todd Skiner ha producido un golpe duro en el mundo de la escalada en roca. Todd, además de pertenecer a la elite de escaladores mundiales, contaba con más de 20 años de experiencia en la materia. El reporte final de este accidente concluyó en que su anilla ventral estaba severamente desgastada en toda su estructura, teniendo altísimos niveles de abrasión sobre toda la misma, no sólo en las costuras, sino en uno de sus extremos en particular. Amigos y familiares concordaron que este daño era visiblemente reconocible y el escalador ya había comprado un arnés nuevo, el cual estaba siendo entregado por correo durante la semana donde se produjo el accidente.


Cabe destacar que existen muchos más factores afectados a la manutención del material de escalada y rescate, sin embargo este reporte toca los puntos más destacados a tener en cuenta.

Luego de más una década analizando casos similares no solo a nivel internacional, sino también a nivel nacional y basándonos en crónicas de escaladores y los reportes de IKAR/MRA durante los últimos 14 años; hemos concluido que este tipo de accidentes totalmente evitables, constituyen el 1% de las causas de accidentes en montaña producidos por ¨falla de material¨, los cuales evidentemente, deberían incluirse en el porcentaje de ¨falla humana¨ y no precisamente en las de material. Es precisamente en el ambiente de la escalada en roca y deportiva, donde hemos notado una negligencia enorme por parte de los escaladores al no reconocer ¨cuando¨ un material debe ser descartado definitivamente. Una vez más y como siempre, recomendamos fuertemente a todo instructor de escalada y/o rescate, dedicar especialmente una sección de su instrucción a temas de materiales, mantenimiento y resistencia de equipamientos. La mejor manera de salvar una vida en este caso, es a través de la educación y concientización sobre estos temas.